Oscars 2011: todo vuelve a empezar

Oscars 2011: todo vuelve a empezar

por - Críticas
25 Nov, 2010 11:05 | comentarios

Al leer las noticias sobre cine, en estos días es inevitable sentir cierto deja vu: el comienzo de la serie de notas centradas en los posibles candidatos al Oscar no sólo dan una clara evidencia de que la maquinaria ha comenzado a girar con fuerza otra vez (de hecho, no para de hacerlo del todo […]

Al leer las noticias sobre cine, en estos días es inevitable sentir cierto deja vu: el comienzo de la serie de notas centradas en los posibles candidatos al Oscar no sólo dan una clara evidencia de que la maquinaria ha comenzado a girar con fuerza otra vez (de hecho, no para de hacerlo del todo a lo largo del año), sino que, por Dios, otro año más ya se está por terminar.

Digamos que, pese a que uno no mide su vida en términos estrictamente cinematográfico/industriales, también es real que estos ciclos que llegan cada vez más velozmente a “la temporada de premios” (como les gusta calificar a los norteamericanos a la etapa que comienza ahora con las primeras votaciones y nominaciones de grupos de críticos y termina más o menos en marzo, poco después de los Oscars) llevan a pensar en la banalidad que hay detrás de todo esto, la incesante circulación -casi mecánica- de títulos en el mercado para llegar, casi sin darse uno cuenta, otra vez al mismo lugar… por más que en apariencia sea otro.

Es un juego, todos lo sabemos, y tampoco es cuestión de ponerse metafísicos al respecto. Sí, es cierto, abruma la sensación de que pasan los años y la industria cinematográfica sigue girando sin demasiadas modificaciones y uno sigue siendo parte, indirectamente, de ese circuito. Pero también es cierto que, más allá de ese “recordatorio”, las cuestiones importantes pasan, o deberían pasar, por otros carriles.

Así que acá nos encontramos, un año más, viendo cuáles películas, directores, actores, actrices y un largo etcétera empiezan a pintar como candidateables al Oscar y una primera recorrida de los sitios especializados en el tema dejan tres impresiones claras:

1.- Que nadie sabe todavía nada realmente hasta no haber visto unas pocas películas que, aparentemente, aún no se han mostrado.
2.- Que este año no parece haber un candidato dominante… por ahora.
3.- Y que esas especulaciones empiezan, se quiera o no, a marcar el territorio de “por donde deberían” pasar las cosas.

Y este año, en lo que respecta a la categoría mejor película, muchos coinciden en que hay cinco números puestos y una larga serie de títulos que podría completar los 10, cifra que, como el año pasado, parece no tener demasiado sentido. En 2009 también había, claramente, cinco y cinco.

Veamos:

-“Red social” parece estar en la lista de todos y especialmente fuerte en la categoría mejor director, para David Fincher.

-“The King’s Speech” es otro número puesto como nominada y casi segura ganadora del premio a mejor actor para Colin Firth.

-“Toy Story 3” va a estar entre las diez, no la saca nadie. Y no son pocos los que la quieren (¿queremos?) ver ganar.

-“Mi familia/The Kids Are Alright” viene muy alto en todas las listas y también con especial fuerza en la categoría mejor actriz, si bien pueden dividirse los votos Annette Bening y Julianne Moore (la primera corre con más chances, aparentemente)

-“El origen/Inception” sería un quinto candidato casi seguro, con Christopher Nolan aún más candidato que la película (aunque detrás de Fincher) en la categoría mejor director.

Y aquí empiezan las diferencias, más que nada porque se trata en su mayoría de películas aún no estrenadas, o recién estrenadas, y todavía no hay consenso crítico generalizado y se desconoce la reacción del público (es cierto, “King’s Speech” tampoco se vio tanto, pero esa lleva la estampilla “premio” puesta desde que se vio en Toronto).

Aquí hay una decena de títulos que podrían entrar y ocupar los cinco puestos faltantes:

-“Black Swan”, de Darren Aronofsky, con Natalie Portman también subida al podio de mejores actrices.

-“127 horas”, de Danny Boyle, aunque sea difícil verlo ganar nuevamente.

-“The Fighter”, de David O. Russell, con tanto Mark Wahlberg como Christian Bale en las peleas por los rubros mejor actor y actor de reparto.

-“True Grit”, de los Coen, película que aparentemente nadie vio pero que todos se apoyan en una serie de impactantes trailers y en la firma de los Coen.

-“The Way Back”, que marcaría un regreso de Peter Weir.

-“Atracción peligrosa/The Town”, de Ben Affleck.

-“Winter’s Bone”, la clásica película indie llegada de Sundance, con actriz “descubrimiento” (Jennifer Lawrence) attacheada.

-“Another Year”, de Mike Leigh, una película para mí desagradable, pero un “sospechoso de siempre” en estas listas.

-“Blue Valentine”, otra “indie Sundance”, apoyada por la polvareda que levantó su calificación como prohibida para menores de 18 años.

-“Made in Dagenham”, película que, honestamente, desconocía su existencia hasta hace 48 horas. La dirigió Nigel Cole, la protagoniza la inglesa Sally Hawkins, y algunos la comparan con “Norma Rae”.

Obviamente, algunos de estos quince títulos desaparecerá de la discusión, otra pasará en breve de “lejanas chances” a “serio candidato”, se agregará alguno que “nadie tenía en cuenta” y se rescatará un título medio olvidado de principios de año (“La isla siniestra/Shutter Island”, por ejemplo) en tanto los premios y nominaciones sigan apareciendo y cerrando el círculo hasta que, otra vez, la temporada haya terminado.

También, claro, cada lector/espectador tendrá sus propios candidatos. Aporten, sumen, difícilmente desde Hollywood nos estén leyendo o escuchando, pero nunca se sabe…

Esto, sépanlo, recién comienza.