Ciclos: Festival de Cine Coreano (recomendaciones)

Ciclos: Festival de Cine Coreano (recomendaciones)

por - Críticas, Festivales
09 Sep, 2016 11:35 | 1 comentario

Desde el 8 de septiembre, en el Cinemark Palermo, tiene lugar la tercera edición de este festival que trae a Buenos Aires los títulos más destacados del cine de Corea. Este año se verán cinco de las películas más taquilleras de la historia de ese país, todas producciones recientes.

han-cine-logo-655Anoche comenzó –con la inauguración oficial– una nueva edición del Festival de Cine Coreano en Buenos Aires, cuya programación completa y horarios pueden encontrar aquí. En el evento, también conocido como Han Cine, que tiene lugar en el Cinemark Palermo, se pueden ver doce películas de reciente producción allí, una combinación entre los títulos más populares y comerciales con cine de autor y premiado en festivales.

Como se sabe, el cine coreano domina el mercado en su país superando anualmente en porcentaje al cine hollywoodense. De hecho, de las diez películas más vistas en la historia de ese país nueve son locales y solo una norteamericana, AVATAR. El Top 20, en tanto, es un 15 a 5 a favor de los locales y el Top 30, un contundente 23 a 7. Como la taquilla en Corea se cuenta, como aquí, por espectadores y no por recaudación, no se trata de algo ligado a suba de precios de tickets. No, la gente mira cada vez más cine coreano. De hecho, siete de las diez películas locales más vistas son de esta década. Las otras tres, de la década pasada.

roaring-currents_south-korean-movieTres películas de ese Top 10 estarán en el ciclo. A la más vista de todos los tiempos, el relato histórico EL ALMIRANTE: RUGIDO DE LAS CORRIENTES (17,6 millones de espectadores) se le suma la tercera, VETERAN (13,6 millones) y la actualmente séptima (ASSASSINATION, con 12,7 millones). Otras dos que se verán, SNOWPIERCER y EL INFILTRADO se ubican en los puestos 16 y 18 de esa lista histórica, con poco más de 9 millones de espectadores cada una. A esos filmes, en el ciclo, hay que sumarle los títulos de dos veteranos consagrados como Im Sang-soo, con EL SABOR DEL DINERO y el siempre discutido y controvertido Kim Ki-duk que ganó el León de Oro de Venecia en 2012 con PIETA, entre otros.


Aquí van críticas de dos de las películas del ciclo que he visto: SNOWPIERCER y VETERAN. De las otras, tengo muy buenas referencias de EL INFILTRADO, ASSASSINATION y EL ALMIRANTE. De Kim Ki-duk paso, gracias. Y a Hong Sangsoo, bueno, espero que algún año lo incorporen al ciclo junto con TRAIN A BUSAN, la sensación actual de la cartelera coreana, un extraordinario filme de zombies que pude ver en Cannes.

 

SNOWPIERCER, de Bong Joon-ho.

roma snowpiercerMás allá de las controversias relacionadas a su corte final que se disputan el director y The Weinstein Company (que quiere cortarle 20 minutos para su estreno americano), la película es una muy sólida y potente adaptación del comic futurista francés acerca de una rebelión que se gesta a bordo de un tren que lleva en movimiento perpetuo a los pocos sobrevivientes de un mundo congelado. La película transcurre casi en su totalidad dentro de ese largo tren en el que se separan las clases sociales. Es en los vagones “populares” que se gesta la rebelión, una que va superando complicado escollos y ganando adeptos en el camino hasta llegar a un sorprendente y hasta emotivo final.

Bong maneja a la perfección los recursos del cine de acción y aventuras, a lo que le agrega una gran dosis de humor y una excelente caracterización (por momentos desaforada) de personajes, además de poner en primer plano los condimentos políticos de la historia, algo no habitual en el cine de Hollywood. Un gran elenco de secundarios (Tilda Swinton, John Hurt, Jamie Bell, Ed Harris y Song Kang-ho, el protagonista de THE HOST) acompañan a Chris “Capitán América” Evans en esta aventura futurista hitchcockiana que marca la exitosa traducción de una estética y una idea cinematográfica de Corea a Hollywood, algo que no suele ser sencillo como prueban algunas fallidas experiencias previas. Bong, sin duda el mejor director coreano mainstream de la actualidad, lo hizo de nuevo.

 


 

VETERAN, de Ryoo Seung-wan

veteran-de-ryoo-seung-wanEl veterano del título, más que el protagonista, pareciera ser el realizador, quien ya viene haciéndose notar en el marco del cine de acción y suspenso coreano desde el año 2000, con DIE BAD. Luego vendrían otros títulos exitosos como NO BLOOD NO TEARS, CRYING FIST, THE CITY OF VIOLENCE, THE UNJUST y THE BERLIN FILE, entre otros. Sin embargo, créase o no, recién tiene 42 años. Más o menos la edad, uno imagina, del protagonista de este thriller con toques cómicos. Un policía efectivo e incorruptible con unos métodos si se quiere poco convencionales pero decidido a enfrentar a las mafias y a la corrupción contra todo lo que se le interponga.

Tras un inicio casi de comedia slapstick que lo muestra en acción, junto a su equipo, resolviendo otro caso, la investigación en la que se mete Do-Cheol aquí es complicada ya que tiene tintes políticos y económicos, tocando a poderosos empresarios. Todo empieza cuando el millonario y desaforado heredero de un gran imperio económico queda envuelto en un episodio que deja a un trabajador de una de sus empresas en coma. Con la ayuda de su mano derecha y sus contactos intentan (y logran) tapar desde la investigación policial hasta la aparición en los medios del crimen. Pero no les será tan fácil con Do-cheol, que insistirá contra todo y todos hasta poder enfrentarlos.

veteranLa película tiene toques humorísticos, pero luego se va volviendo una cada vez más violenta, mordaz y crítica mirada sobre los privilegios de los poderosos y millonarios en Corea, en el contexto de un filme de acción y suspenso con peleas y persecuciones clásicas y muy bien resueltas. Si bien la película no es superior a la media de otras grandes producciones coreanas, su enorme éxito de taquilla (se espera una secuela para 2018) revela que el público en ese país, como en muchos otros lados, también está molesto con las turbias conexiones entre los poderes políticos y económicos.

(Cinemark Palermo)