Debate: El fracaso de “Mujer Maravilla”: ¿una cuestión de “género”?

Debate: El fracaso de “Mujer Maravilla”: ¿una cuestión de “género”?

por - cine, Críticas
15 Jul, 2017 05:05 | comentarios

El flojo resultado comercial en la Argentina –y en el mercado internacional– del filme sobre la clásica superhéroe en relación al enorme éxito que tuvo en Estados Unidos hace preguntarse si el público local de este tipo de películas acepta o no a mujeres como protagonistas. ¿Qué reflejan las magras cifras locales de “Wonder Woman” y qué significan para el futuro del subgénero?

No estaba en el país cuando se estrenó MUJER MARAVILLA por lo que no pude concurrir ni a las funciones de prensa ni al cine durante sus dos primeras semanas de exhibición. Cuando tuve tiempo y pude hacerlo, la película quedaba en bastantes pocas salas, menos aún subtituladas, y caía rápidamente en la taquilla nacional. La sorpresa fue grande: las críticas habían sido muy buenas y en Estados Unidos la película viene cosechando un éxito enorme (está en 375 pero superará los 400 millones de dólares), que se solidifica aún más ya que pasará a GUARDIANES DE LA GALAXIA VOL. 2 (que quedó en 386 millones) como la película de superhéroes más vista del año, algo que sucederá en unos días, si es que SPIDER-MAN no le birla el primer lugar. No solo eso: si supera los 410 millones será la quinta película más taquillera del subgénero en toda su historia, superando a IRON MAN 3, CAPITAN AMERICA: CIVIL WAR y EL HOMBRE ARAÑA, de Sam Raimi, quedando solo los dos filmes de los AVENGERS y dos de las tres películas del CABALLERO DE LA NOCHE de Christophe Nolan por delante. De las producidas por DC/Warner desde su relanzamiento encabezado por las películas de Zack Snyder es, sin dudas, la más exitosa, superando a BATMAN VS. SUPERMAN (330 millones).

¿Pero qué pasó acá? ¿No sólo acá, sino en el resto del mundo? Curiosamente, MUJER MARAVILLA debe ser una de las pocas, poquísimas películas de esta década que recaudaron más dinero en EE.UU. que en todo el mundo, cuando lo normal es que afuera se recaude entre el 60 y el 70% de la taquilla mundial. Esta baja ha hecho que pese a estar ahora en el lugar 32 de la historia en EE.UU. (donde subirá en las próximas semanas hasta rondar el Top 20) se cae hoy al puesto 77 (y no llegará a superar el puesto 50) si se considera el mundo entero. Y si se toma en cuenta solo el mercado internacional (esto es: sin sumar la taquilla de EE.UU.) se cae al puesto 129 y dificilmente entre en el Top 100 histórico.

Creo que no es casual y me parece un síntoma de algo preocupante. Para que el género de superhéroes sea más diverso y menos “hombre blanco vs. hombre blanco” de lo que viene siendo hasta ahora, Hollywood necesita imperiosamente una muy buena taquilla internacional. Es cierto que con los números locales les alcanzará para hacer un par de secuelas, pero a mediano plazo la situación, de no cambiar, es potencialmente preocupante. Si el “resto del mundo” no acepta ni abraza la idea de diversidad de géneros en el subgénero es muy probable que tanto Marvel como DC sigan volviendo a lo seguro.

Hacer una película con un superhéroe femenino fue siempre un problema que Hollywood nunca supo muy bien cómo resolver. Las pocas que existieron (ELEKTRA, SUPERGIRL, CATWOMAN/ GATUBELA) fueron flojas y no funcionaron muy bien, por lo que el éxito y las buenas críticas de la película de DC –dirigida, encima, por una mujer, Patty Jenkins– se volvió un síntoma de que algo estaba cambiando. Sigo sin haber podido ver la película, por lo cual no sé hasta qué punto esas críticas son o no merecidas y si no hubo un dejo de “corrección política” en las altas calificaciones, pero es claro que el público estadounidense la celebró, el boca en boca fue excelente (la película pierde muy pocos espectadores semana a semana, algo muy inusual en el mercado del cine de superhéroes) y se convirtió en un hito del género.

Ahora, al menos en Argentina, la película no ha llegado a los 600 mil espectadores (alrededor de 3,5 millones de dólares), ya está afuera del Top 10 –por lo que no podrá beneficiarse demasiado del empuje taquillero de las vacaciones de invierno– y su total de espectadores es menor al de películas como PIRATAS DEL CARIBE 5 o LA MOMIA, que en otros países –especialmente en EEUU– fracasaron bastante estrepitosamente. Y si nos ceñimos a otros superhéroes: el año pasado CIVIL WAR superó acá los 630 mil espectadores en solo su primer fin de semana (terminó con más de 1,5 millón), mientras que BATMAN VS. SUPERMAN rondó el 1,4 millón en total. Hasta la flojísima ESCUADRON SUCIDA pasó el 1,2 millon de espectadores, más del doble de lo que hará MUJER MARAVILLA.

La inevitable pregunta que uno se hace es la siguiente: ¿se puede inferir un cierto grado de machismo/misoginia en este relativo fracaso? ¿Será que el público internacional, entre ellos el argentino, no está preparado o es demasiado “masculino” para aceptar a una mujer como superhéroe?

Si bien es cierto que, a diferencia de otros países, los reyes de la taquilla cinematográfica aquí son más los niños que los adolescentes (solo fíjense en las cifras de MI VILLANO FAVORITO 3 y CARS 3), llama la atención que aún dentro del marco taquillero de los superhéroes, pasó poco y nada con MUJER MARAVILLA. El pedido, casi exigencia, que se le hace a Hollywood por mayor diversidad de género y de razas en su cine nunca se hará efectivo si el público internacional no concurre a ver las películas que vienen con ese cambio y sigue apoyando a las mismas de siempre. El caso de MUJER MARAVILLA es curioso, además, porque es un personaje que, gracias a la serie de TV, tiene un público más o menos cautivo aquí desde los años ’70. Pero con la nostalgia no alcanzó, parece.

¿Pasará lo mismo con CAPITAN MARVEL, con Brie Larson, la primera película en la que ese sello se atreve a lanzar a una mujer protagónica pese a tener ya en circulación en su universo a Black Widow (Scarlett Johansson), Scarlett Witch (Elizabeth Olsen), Gamora (Zoe Saldana) y, en el marco de los X-MEN, a Rogue, Jean Grey, Storm, Mystique y varias más? Además de incorporar a Wonder Woman y a Mera (Amber Heard) a LA LIGA DE LA JUSTICIA, ¿retomará DC/Warner, individualmente, a algunas de las mujeres del universo de Batman o Superman, o creará una película para la desaprovechada Harley Quinn (Margot Robbie) de EL ESCUADRON SUICIDA? Pasando el tema al ángulo racial: ¿qué pasará con PANTERA NEGRA, con su protagonista negro? ¿Sufrirá una similar “marginación” por parte de los fans?

¿Qué opinan al respecto, tanto los fans del género y/o de la película como los que no lo son? ¿MUJER MARAVILLA no funcionó tan bien como otras películas de superhéroes porque no es buena, porque fue estrenada en una mala época del año o porque el público del cine de superhéroes no se lleva del todo bien con la idea de una mujer protagonista?