Mezcla de filme de suspenso y “coming of age” adolescente, esta opera prima china se desarrolla entre Shenzhen y Hong Kong, y tiene como protagonista a una chica de 16 años que se involucra en el contrabando de celulares en la frontera. Una película pequeña y atrapante.