Este extraordinario pseudo-documental del director de “Casino” se centra en la más extraña y fascinante de las giras que Dylan hizo a lo largo de su carrera y que tuvo lugar en 1975. Entre la realidad y la ficción, esta excelente película muestra una curiosa etapa creativa en la larga y cambiante carrera del genial músico.