La primera película en solitario del codirector de “Los dueños” se centra en la relación de amistad entre dos empleadas que se complica cuando llegan recortes presupuestarios a la dependencia pública en la que ambas trabajan.