La nueva película del director de “Spring Breakers” sigue a un hedonista hippie/stoner del sur de la Florida (encarnado, salvajemente, por Matthew McConaughey) que vive absurdas aventuras mientras intenta escribir un libro de poesía. Una película tan caótica como simpática y hasta tierna.