La segunda película del director de “Tesnota” –que pasó por Cannes– es una sombría y desgarradora historia acerca de dos mujeres al final de la Segunda Guerra Mundial. Se exhibe el viernes a las 21.45 en Cinépolis Recoleta en el marco del Primer Festival de Cine Ruso.