La segunda película de la directora de «Hoy partido a las 3» es una notable mirada al mundo del sexo y el deseo que circula entre los adolescentes de un barrio popular de Corrientes. El film fue la apertura de la sección Panorama del Festival de Berlín.