La nueva película del realizador chino de “Suzhou River” y “Summer Palace” es un melodrama de intriga y espionaje, protagonizado por Gong Li y filmado en blanco y negro, que transcurre en Shanghai la semana previa al ataque japonés a Pearl Harbour.