La nueva película del director de “Ida”, la ganadora del Oscar a mejor filme extranjero, tiene una similar búsqueda estética a la de ese filme para contar otra historia de la posguerra polaca, una ligada a un romance complicado entre un músico y una cantante en medio de una difícil situación política.