El documental-ensayo del director de «El predio» se centra en las empresas que colaboraron con la dictadura militar en los crímenes de lesa humanidad cometidos entre 1976 y 1983 en la Argentina.