La nueva película del director japonés de “Happy Hour” cuenta la historia romántica de una mujer que se debate entre dos novios muy parecidos físicamente pero muy diferentes en personalidad: uno, enigmático y glamoroso, y el otro, un honesto y amable trabajador. Un drama romántico con toques de comedia que se disfruta pero que no logra ir mucho más lejos que eso.