Ciclos online: «Manos a la obra», dos películas de Jessica Sarah Rinland (MUBI)

Ciclos online: «Manos a la obra», dos películas de Jessica Sarah Rinland (MUBI)

La plataforma de streaming estrena dos películas de la realizadora británica de ascendencia argentina: «Those That, at a Distance, Resemble Another» y el mediometraje «Black Pond».


La obra de Jessica Sarah Rinland no es demasiado conocida en la Argentina más allá de unas pocas exhibiciones en festivales locales de su largometraje. Hija de argentinos y nacida en Gran Bretaña, Jessica trabaja en una zona del audiovisual que a veces está más cerca de las instalaciones y de los museos. Pero en los últimos tiempos sus películas empezaron a ganarse un espacio en el mundo festivalero, primero los de corte experimental y luego otros más amplios, como el de Mar del Plata, la Viennale, Toronto o Valdivia, especialmente su largometraje THOSE THAT, AT A DISTANCE, RESEMBLE ANOTHER (2019).

La plataforma de streaming MUBI estrenó el lunes 5 y el martes 6 dos de sus títulos más recientes: el citado largo y el mediometraje BLACK POND, de 2018, su trabajo inmediatamente anterior. Pero la directora tiene muchos cortos más previos que se pueden explorar (algunos de ellos se pueden ver aquí). Y esta es una gran oportunidad para descubrir a esta cineasta casi secreta que trabaja casi como una científica o investigadora más de los que equipos que retrata en sus films, pero siempre prestando atención a sus trabajos a partir de una muy cuidadosa y observadora puesta en escena.

BLACK POND (2018). De poco más de 40 minutos de duración, este mediometraje se centra en el trabajo de algunos miembros de la Sociedad Británica de Historia Natural que investigan la flora y la fauna de la zona sur de Inglaterra. A través de sus palabras y de observar más que nada su labor a partir de sus manos y de las plantas o animales con los que trabajan, la película va construyendo una suerte de precisa descripción del ecosistema local. La particularidad del trabajo de Rinland es la manera casi microscópica con la que procede. Suele manejarse con gran cantidad de planos detalle que permiten ver de manera muy específica el trabajo de estos especialistas y compartir sus observaciones y preocupaciones.


Su película funciona como una versión estilizada de un trabajo microscópico ya que la cámara muchas veces funciona respetando la mirada precisa de estos investigadores y especialistas, que van mostrando hongos, pequeños murciélagos, raíces, polillas y otras criaturas o elementos del mundo natural y analizándolos con una especificidad que, debo admitir, supera mi limitadísimo conocimiento del tema. Es una inmersión en las profundidades del territorio que permite, a partir de los comentarios de los especialistas y la observación, entrar en contacto con el mundo natural de un modo que es, a la vez, realista y muy cinematográfico.


THOSE THAT, AT A DISTANCE, RESEMBLE ANOTHER (2019). Si bien es relativamente poco conocida en el país, Rinland –una cineasta de origen argentino radicada en Gran Bretaña– viene ya hace muchos años desarrollando una carrera, mayormente a través de cortometrajes, que están en el cruce entre lo cinematográfico, lo ensayístico y, si se quiere, la fotografía e instalación. En este largo, que viene ya siendo aplaudido en varios festivales, la realizadora elige como eje temático la dicotomía entre original y copia. Y lo hace explorando el trabajo de arqueólogos que se dedican a reconstruir, en este caso, un colmillo de elefante, con muchísimo cuidado y atención por el detalle.

Se puede decir que el film tiene dos ejes simultáneos. Uno, que se explora visualmente, ligado al trabajo de orfebrería de las manos sobre los materiales. En una película en la que apenas se ven rostros, lo más constante es la imagen de manos trabajando (en algún caso son las de la propia realizadora) con mucha dedicación en esta suerte de copia para ser exhibida en un museo. La seriedad del asunto está entrecortada por conversaciones a veces casuales y música bailable que se escucha mientras trabajan los restauradores, en su mayoría latinoamericanos.

Por otro, la película funciona como una reflexión sobre el tema copia versus original inspirada, dice Rinland, en algunas ideas propuestas en la película CERTIFIED COPY, de Abbas Kiarostami. Aquí, como allí, se debate sobre aquellos conceptos, intentando pensarlos de un modo no tradicional («el original en la naturaleza también es una copia de un ADN previo», «la copia no es víctima del paso del tiempo a diferencia del original», etcétera) que pueden aplicarse también a la propia imagen cinematográfica. No solo con respecto a su conservación en el tiempo sino en la propia práctica y en la «diferencia» entre lo que se hace en el momento y lo que se documenta y luego se proyecta. Una película sobre el trabajo, fundamentalmente, y una reflexión sobre todo tipo de preservación histórica. (Crítica publicada durante el Festival de Mar del Plata 2019)