La nueva película del director de «Sinónimos», premiada en Cannes, se centra en un cineasta que viaja a un pueblo a presentar un film suyo y se topa con una situación de censura.