Festival de la Riviera Maya: recomendaciones

Festival de la Riviera Maya: recomendaciones

por - Críticas
18 Mar, 2012 10:24 | Sin comentarios

El martes arranca la primera edición del Festival de la Riviera Maya, en México, al que me han invitado como jurado de la competencia mexicana. Es una primera edición así que no puedo adelantar mucho de cómo es o será el evento hasta estar allí. Lo único que conozco, por ahora, es el programa. Y […]

El martes arranca la primera edición del Festival de la Riviera Maya, en México, al que me han invitado como jurado de la competencia mexicana. Es una primera edición así que no puedo adelantar mucho de cómo es o será el evento hasta estar allí. Lo único que conozco, por ahora, es el programa. Y teniendo en su equipo de programación a Michel Lipkes (ex FICCO) y a Maximiliano Cruz (ex FICCO, actual FICUNAM, junto a Roger Koza) no me extraña que tenga muchas películas interesantes en sus secciones.

No voy a hablar de la competencia mexicana por obvias razones (si bien ya vi varias de las películas). La intención de este post es que sirva como recomendación de algunas películas tanto para los que concurran al festival como para los que puedan hallar esas películas en algún otro (varias estarán seguramente en el BAFICI porteño) y para los que estén interesados en tenerlas en cuenta a futuro. El puntaje que les coloco a las películas es de 1 a 10 (digamos que, de 6  en adelante son recomendadas), junto a un breve comentario.

Son 23 películas que vi previamente y seguramente hay muchas otras buenas, muy buenas o flojas en la programación. No están en esta lista, simplemente, porque no las vi, no por otro motivo. Eso. Sin más preámbulo, espero que les sea útil (y no, pese a las fotos, no es un festival de cine asiático…)

 

GALAS

VIDA SIN PRINCIPIOS, de Johnnie To (9). Una de las joyas de éste y cualquier festival. Un estudio sobre la crisis económica disfrazado de intenso thriller gangsteril. Su construcción narrativa es asombrosa.

MEDIANERAS, de Gustavo Taretto (6). Vidas paralelas en una ciudad construida “contra” la gente en esta mezcla de tesis sociológica sobre arquitectura y comedia romántica woodyallenesca.

 

PLANETARIO

ESTO NO ES UNA PELICULA, de Jafar Panahi y Mojtaba Mirtahmasb (8) Personal y apasionante documento sobre el cineasta iraní filmando su vida cotidiana (y sus sueños cinematográficos por ahora irrealizados) en su encierro domiciliario.

MERCADO DE FUTUROS, de Mercedes Alvarez (7) No tan lograda como su anterior EL CIELO GIRA, es una mirada lateral y muy personal a la crisis española.

HACIA EL ABISMO, de Werner Herzog (9) El principio de la exploración de Herzog sobre casos de condenados a muerte. Por suerte, una visión muy personal y alejada de los tópicos y lugares comunes. Con personajes y situaciones que sólo él encuentra. O crea.

ALAMAR, de Pedro González-Rubio (8) Luminosa película sobre la relación entre un padre, su hijo y la naturaleza. Merecida ganadora de todos los premios todos que ya ganó.

 

GRAN PUBLICO

BONSAI, de Cristian Jiménez (6) Es original en su forma, pero se me hizo bastante fría como para ingresar del todo en su universo. Intriga, promete, no sé si termina de cumplir del todo.

13 ASESINOS, de Takashi Miike (8) Una primera hora de exposición narrativa algo farragosa, da pie a una segunda hora que compensa todo: una larga secuencia de acción (peleas entre samurai) para el libro de todos los récords.

DIARIOS DE POLILLA, de Mary Harron (4) Ufff!

REINO DE ASESINOS, de Su Chao-pin y John Woo (6) Otro filme de artes marciales de época de intrincada trama (¿por qué será que los asiáticos parecen complicar cada vez más sus argumentos?) compensada, en parte, con buenas escenas de acción.

AMOR Y HERIDAS, de Lou Ye (7) Una historia de amor, rechazos y choques culturales entre Oriente y Occidente. No propone nada particularmente nuevo, pero es una historia sentida, creíble, por momentos bastante emotiva.

 

PANORAMA AUTORAL

AQUEL VERANO, de Philippe Garrel (8) Un Garrel bastante desatado que no convenció a nadie fuera del círculo de sus fans. Es decir, a mí me fascinó. Una historia de amor desgarradora…

CAMINO A NINGUNA PARTE, de Monte Hellman (6) En su momento, no me convenció demasiado esta exploración “lynchiana” de cine sobre cine. Con el tiempo la voy recordando algo mejor, pero sigo creyendo que es un experimento metacinematográfico ya transitado.

EN EL BORDE, de Leila Kilani (8) Premiamos esta película con un jurado en Oslo. Es una historia de amigas que se meten en problemas en Marruecos. La actriz principal es fascinante de ver, un manojo de tensiones y nervios que se transmite al espectador.

GENTE MONTAÑA GENTE MAR, de Cai Shangjun (7) Policial oscuro y denso en las rutas y los barrios bajos de populosas ciudades chinas. Su ritmo es cansino, tranquilo, pero logra ir metiendo al espectador de a poco, hasta ahogarlo.

PARAISOS ARTIFICIALES, de Yulene Olaizola (7) Tal vez la historia que cuenta no sea tan original como la de su opera prima, pero hay un gran manejo de los tiempos, los silencios, los personajes y el lugar que sacan al filme de la zona de lo previsible.

LA PELICULA DE OKI, de Hong Sang-soo (10) Al precio de una, tenés cuatro mini obras maestras -cortos que se relacionan entre sí- del enorme Hong. ¿Qué más se puede pedir en el cine de hoy?

NANA, de Valerie Massadian (8) Una niña que pasa la mayor parte del tiempo sola, en su habitat natural, una casa en el campo. No debe tener más de 4,  5 años, pero habla, actúa y se comporta como un adulto. Fascinante o temible, no sé si es la película lo que te atrapa o no poder creer que exista una niña así.

BAJOS FONDOS, de Nicolas Klotz (5) La vi en Londres y me aburrió soberanamente, me pareció confusa, densa, nunca pude entrar en la propuesta, como sí lo hice en sus anteriores filmes. Tal vez a ustedes les vaya mejor que a mí…

ABRIR PUERTAS Y VENTANAS, de Milagros Mumenthaler (8) Obra de cámara, “chejoviana”, tres hermanas en una casa, compartiendo sus soledades y sus problemas. Sutil, logra capturar de manera extraordinaria la situación y las relaciones.

PINA, de Wim Wenders (6) Wenders trata pero no logra arruinar del todo las piezas coreográficas de Pina Bausch. Digo, si es que te gusta, te interesa o te intriga saber quién era y qué hizo Pina Bausch. De Wenders ya sabemos y a esta altura no conviene esperar demasiado.

EL LENGUAJE DE LOS MACHETES, de Kyzza Terrazas (6) Me interesó su arranque, su punto de partida, pero me dio la impresión viéndola que se quedaba sin energía, que se hacía banal, algo adolescente.

CASA DE TOLERANCIA, de Bertrand Bonello (8) Decadente retrato de un burdel francés de principios de siglo XX, como un sueño de opio con personajes y situaciones que van envolviendo al espectador. Una experiencia de inmersión, más que una narrativa convencional.