Cannes 2014: «Amour fou», «National Gallery», «Hermosa juventud»

Cannes 2014: «Amour fou», «National Gallery», «Hermosa juventud»

por - Críticas
19 May, 2014 10:32 | comentarios

AMOUR FOU, de Jessica Hausner (Austria/Un Certain Regard) La directora de una de las mejores películas europeas de los últimos tiempos (LOURDES) vuelve al cine varios años después para contar una historia de época centrada en la relación entre el escritor alemán Heinrich von Kleist y Henriette Vogel, que concretaron su particular «historia de amor […]


amour fouAMOUR FOU, de Jessica Hausner (Austria/Un Certain Regard)

La directora de una de las mejores películas europeas de los últimos tiempos (LOURDES) vuelve al cine varios años después para contar una historia de época centrada en la relación entre el escritor alemán Heinrich von Kleist y Henriette Vogel, que concretaron su particular «historia de amor loco» con un pacto de suicidio bastante absurdo. La película juega por un formato similar, en cierto sentido, a otras adaptaciones de cámara (muchos interiores, elencos reducidos), con actuaciones secas y algo impostadas que le dan casi un tono de comedia algo extrañada.

A lo largo del filme, Kleist intenta convencer a distintas mujeres de hacer con él un pacto suicida de la manera más frontal posible: «¿Te morirías conmigo?», les dice apenas las ve. Ellas, claro, se niegan. Pero Vogel, a quien diagnosticaron con una enfermedad terminal, tendrá sentimientos ambiguos al recibir esa misma propuesta: se negará, dudará y finalmente terminará aceptando en función de su propia vida personal y familiar, complicada pese a su apariencia tranquila y convencional. La propuesta de Kleist parece ofrecerle un costado algo más aventurero a su rutinaria vida.


Así, entre canciones (que cantan Henrietta y su hija) y discusiones sobre la política y la economía del imperio transcurre lo que finalmente es una seca comedia de enredos (tan seca que llamarla comedia puede hasta ser exagerado), cuya línea estilística podría trazarse como ligada a Bresson, Kaurismaki y hasta nuestro Martín Rejtman que, de hacer una película de época, probablemente haría algo similar.

 

—————————————————————————————————————————-

NATIONAL GALLERY, de Frederick Wiseman (Estados Unidos/Gran Bretaña, Quincena de Realizadores)

national galleryLa solidez del cine de Wiseman es tal que un colega tras ver la película bromeaba que se podría escribir la crítica sin haberla visto. En un punto, es bastante cierto: el veterano realizador practica su probado sistema ante cada nueva institución que filma, de manera tal que hay pocas sorpresas. Pero eso es, en buena medida, lo que uno espera de su cine: encontrar ese alma interna de las instituciones a través de sus personajes, su trabajo cotidiano y hasta su lugar físico, con esa especie de cámara oculta de Wiseman para encontrar sus más finos y relevantes secretos.

La londinense National Gallery, gigantesco museo de la capital inglesa, es la institución que ahora observa el director de la mítica TITICUT FOLLIES, tras hacer algo similar con la Universidad de Berkeley, el Ballet de Francia y hasta el cabaret parisino Crazy Horse. Son casi tres horas de recorrido por diversas partes de la institución, muchos de ellos ligados a una gran exposición de la obra de Leonardo Da Vinci. Así, entre reuniones de presupuesto (las cifras que se manejan son extraordinariamente grandes), análisis del trabajo de reconstrucción y reparación de muchas pinturas, así como el análisis de sus obras por especialistas.

Sin modificar su sistema narrativo –por momentos el filme bordea el institucional–, Wiseman vuelve a demostrar que su forma de trabajar funciona a la perfección, si bien por momentos puede tornarse excesivamente respetuosa de los organismos a los que filma.

 

——————————————————————————————————————————-

HERMOSA JUVENTUD, de Jaime Rosales (España/Un Certain Regard)

hermosa juventudLa crisis económica española y su impacto en los jóvenes es el centro de este filme de Rosales que trata sobre una pareja en Madrid que trata de sobrevivir casi sin dinero, situación que se complica aún más cuando ella queda embarazada y deciden tener un niño. Natalia vive con su madre divorciada y con sus hermanos menores. No parece tener mucho más que hacer en su vida que verse con su novio, Carlos, que trabaja para una empresa constructora que le paga una miseria. El vive con una madre obesa y enferma a la que debe cuidar, mientras que Natalia y su hermano tienen una relación muy crispada con su madre y casi no ven a su padre.

La historia sigue a la pareja en su cotidianeidad: salidas, fiestas, amigos, pero más que nada en su aburrimiento, desmotivación y falta de horizontes. Un trabajo para un video porno propone un momento divertido del filme y hasta en sus vidas: ganan 600 euros en una hora. Pronto Natalia queda embarazada y tienen al bebé, al que le regalan la camiseta del Atlético Madrid «del Cholo Simeone», como dice el padre. Carlos se mete en una pelea de barrio que puede traerle más problemas. Y ninguno parece tener soluciones para su principal problema: la falta de dinero y de trabajo.

El filme no sale de lo previsible para este tipo de relatos (tiene algo de indie americano), pero logra dos personajes atractivos (casi demasiado) y plantea de forma realista sus situaciones personales y familiares. Es también una mirada desesperada y desesperante de la realidad económica española. Por otro lado, algunas elecciones formales (unos inserts hechos a partir de diálogos en whatsapp, fotos en Instagram, charlas en Skype, videojuegos, etc) resultan un tanto irritantes e innecesarias, mientras que la duración se vuelve otro problema, ya que la película termina dando vueltas sobre sí misma, casi como sus personajes.