Cannes 2014: «The Homesman», de Tommy Lee Jones

Cannes 2014: «The Homesman», de Tommy Lee Jones

por - Críticas
21 May, 2014 09:28 | comentarios

Suele pasar en los grandes festivales que después de varias exigentes películas de autor siempre rinde volver a ver una película hollywodense de construcción clásica. No es cuestión de preferencias sino que, simplemente, uno tiene sistematizada de tal manera la escuela narrativa americana que ver películas de ese origen suele resultar más sencillo y requiere […]


the-homesman-posterSuele pasar en los grandes festivales que después de varias exigentes películas de autor siempre rinde volver a ver una película hollywodense de construcción clásica. No es cuestión de preferencias sino que, simplemente, uno tiene sistematizada de tal manera la escuela narrativa americana que ver películas de ese origen suele resultar más sencillo y requiere menos esfuerzos. Y encima cuando esa película es tan buena como la de Tommy Lee Jones, el placer es doble. O triple.

Pero, en este caso, no tiene solamente que ver con la construcción narrativa sino con ciertas tradiciones temáticas del cine clásico que uno vuelve muchas veces a valorar en eventos como éste. Cannes se está caracterizando en los últimos tiempos por buscar películas con una alta dosis de crueldad, de personajes desagradables, de misantropía, de personajes condenables y condenados. En ese marco, una película que apuesta al honor, a la redención y al heroísmo como es THE HOMESMAN resulta, otra vez, doble o triplemente bienvenida.

El filme que dirige y protagoniza el actor es más oscuro, seco y –si se quiere– cruento que el western clásico (hay un par de escenas particularmente fuertes), pero el viaje de su antihéroe reproduce casi fielmente los modelos clásicos. Se trata de un tipo bastante impresentable, ladronzuelo y vivillo, que es dejado en la horca y de allí rescatado por una mujer que tiene que trasladar entre dos estados a un trío de damas que tienen severos problemas mentales. El viaje del quinteto (ella es Hillary Swank) es a través de territorios inhóspitos de la zona de Nebraska, una no utilizada habitualmente por el western.


the-homesmanSe trata de un relato seco en una geografía inusual y con mujeres como protagonistas: durante buena parte del relato es Swank la que maneja la acción mientras que Jones aparece casi como simpático sidekick de la severa dama. En un punto se puede hablar de un western feminista: el viaje de Jones es el de un hombre que pasa de despreciar el trabajo que lo tocó en suerte (lidiar con mujeres y tres de ellas psicóticas) a apreciarlas, valorarlas y reconocerlas de un modo que en ese momento era impensado.

El viaje los lleva a vivir una serie de conflictos y aventuras, sí, pero la epopeya es más íntima y personal, ligada a la relación entre ambos (Swank encarna a una mujer demasiado independiente y directa para los cánones de la época) y a cómo lidian con esas otras mujeres que han «quebrado» mentalmente tras vivir horribles experiencias ligadas al abuso o a la incomprensión masculina.

Elegíaca, bella y seca –en gran parte– con una zona de humor que aporta Jones y que parece que no va a funcionar en el tono del filme pero milagrosamente funciona, THE HOMESMAN es la confirmación, tras LOS TRES ENTIERROS DE MELQUIADES ESTRADA, que Jones es un gran cineasta que «bebe» de las mismas fuentes originarias del western hollywoodense que su colega y compañero de aventuras Clint Eastwood.