Estrenos: críticas de “Ejercicios de memoria”, de Paz Encina y “David Lynch: The Art Life”, de Nguyen, Neergaard-Holm y Barnes

Estrenos: críticas de “Ejercicios de memoria”, de Paz Encina y “David Lynch: The Art Life”, de Nguyen, Neergaard-Holm y Barnes

por - cine, Críticas
04 Abr, 2017 10:27 | Sin comentarios

Dos muy buenos documentales llegan a las salas este fin de semana. El primero, dirigido por Paz Encina (“Hamaca paraguaya”) analiza desde un costado personal una de las más duras etapas de la vida política de Paraguay. El segundo es un recorrido por la vida paralela como artista visual del realizador de “Terciopelo azul”.

EJERCICIOS DE MEMORIA, de Paz Encina

Este sutil y elegante documental de la realizadora paraguaya –su primera película desde la celebrada HAMACA PARAGUAYA— es un filme que intenta lidiar con el pasado de su país, que estuvo bajo una dictadura, la de Alfredo Stroessner, por 35 años. El eje del filme son los recuerdos que los tres hijos de Agustín Goiburú comparten acerca de su historia familiar y de los años de militancia política de su padre, que acabaron en 1977 cuando este lider opositor fue asesinado por las fuerzas en el poder.

Pero las elecciones de Encina son más poéticas y elusivas de lo que esa descripción parece hacer referencia. La directora dedica buen tiempo de este breve filme a mostrar paisajes y lugares silenciosos, planos de una suerte de vacío emocional (el recorrido incluye varios de los lugares en los que vivieron los protagonistas, tanto dee Paraguay como en Argentina) que complementan de tanto en tanto las palabras de los entrevistados, dejando en claro esa suerte de “tierra arrasada” que dejó la dictadura más larga de América Latina.

Para Encina, que viene de una situación familiar similar, esta suerte de exorcismo sobre la cruenta herencia de la dictadura paraguaya es también un ejercicio de reflexión personal pero, a diferencia de la mayoría de las películas que analizan estos temas, construye una narración más elegíaca que, sin evadir las referencias políticas específicas, se atraviesa más como una especie de sombrío y doloroso recorrido en imágenes por un pasado difícil de un país que, a diferencia del nuestro, no tiene todavía suficientes historias cinematográficas que miren de frente a esas décadas de horror.

 

DAVID LYNCH: THE ART LIFE, de Jon Nguyen, Olivia Neergaard-Holm y Rick Barnes

david-lynchDavid Lynch narra su historia previa a convertirse en cineasta en este documental que tiene una gran cantidad de material de archivo de los “años mozos” del realizador, empezando por la infancia, pasando por su adolescencia y juventud hasta llegar a sus comienzos con el cine. A la vez lo vemos a Lynch en la actualidad, pintando en su casa/estudio, varias veces acompañado por su hija más pequeña, Lula, mientras su voz es la que escuchamos a lo largo de todo el filme, grabada especialmente para la película en forma de entrevista.

Para un cineasta que ya hace años acostumbra a dar entrevistas entre genéricas y distantes (una versión “meditacional” de la idea de “ponerse el casete”), la que da en la pelicula es particularmente rica en anécdotas de su infancia y adolescencia, historias que lo marcaron de manera muy fuerte en su recorrido artístico, tanto en lo que tiene que ver con la plástica como en lo cinematográfico y que, claramente, sirven para entender en cierta parte el mundo y las motivaciones que rodean su obra.

Las relaciones con sus padres y amigos de la infancia, sus traumáticas mudanzas, sus “años perdidos” en la adolescencia, el descubrimiento de la pintura a través del padre de un amigo, sus complicados intentos de formar una familia, sus primeros pasos con el arte y, luego, a partir de ERASERHEAD, con el cine (si bien no habla de su parte musical, la banda sonora se compone íntegramente de obras suyas) arman esta especie de “precuela” o historia de origen del cineasta que más tarde conoceremos. Un gran documental, especialmente para los fans de la obra del director de CORAZON SALVAJE.

(Exclusivamente en BAMA Cine)