Una comedia política virulenta sobre un israelí que deja su país del que no quiere saber nada para irse a vivir a Francia, la nueva película del director de “The Kindergarten Teacher” es brutal, honesta, temeraria y muy divertida.