“Todos tenemos un plan”, de Ana Piterbarg, con Viggo Mortensen y Soledad Villamil (sinopsis, notas de la directora)

“Todos tenemos un plan”, de Ana Piterbarg, con Viggo Mortensen y Soledad Villamil (sinopsis, notas de la directora)

por - Críticas
10 May, 2011 04:13 | comentarios

TODOS TENEMOS UN PLAN cuenta la historia de Agustín, un hombre desesperado por abandonar lo que para él, después de años de vivir en Buenos Aires, se ha ido convirtiendo en una existencia frustrante. Luego de la muerte de su hermano gemelo, Pedro, Agustín se propone comenzar una nueva vida tomando la identidad de su […]

TODOS TENEMOS UN PLAN cuenta la historia de Agustín, un hombre desesperado por abandonar lo que para él, después de años de vivir en Buenos Aires, se ha ido convirtiendo en una existencia frustrante. Luego de la muerte de su hermano gemelo, Pedro, Agustín se propone comenzar una nueva vida tomando la identidad de su hermano y regresando a la misteriosa región del Delta, en el Tigre, donde los dos vivieron de pequeños. Sin embargo, poco después de su regreso Agustín se encuentra inadvertidamente envuelto en el peligroso mundo criminal del que su hermano formaba parte.

La película se sitúa en el peculiar paisaje del Delta, un laberinto de islas y ríos que tiempo atrás hacían las veces de parques recreativos para la elite de Buenos Aires, y en donde todavía pueden encontrarse mansiones de estilo francés e inglés a lo largo de los canales, que nos recuerdan la opulencia de la que gozó el lugar tiempo atrás. Pero cerca de los pantanos hay rincones más oscuros y escondidos, en donde aquellos que viven fuera de la ley imponen reglas de conducta no escritas y códigos de silencio. Es en estos peligrosos remansos, los cuales siempre han servido como escondite de criminales y marginados, donde Agustín luchará por sobrevivir, reinventándose a sí mismo para dejar atrás el pasado.

ANA PITERBARG

Nacida en Buenos Aires en 1971. En el año 1998 egresa del ENERC, Centro de experimentación y Realización Cinematográfica del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales con el título de Guionista de cine. En el año 2008 su guión de largometraje “Todos tenemos un plan” obtiene el premio Julio Alejandro que otorga la SGAE junto al Instituto Buñuel y Fundación Autor de España.

Durante el año 2009 / 2010 dirige una ficción en digital titulada “El delirio de Andreas”, actualmente en proceso de montaje y post producción. Durante el año 2007 dirige la serie documental “Mestizo, una Historia del Arte Latinoamericano”, para el canal ENCUENTRO del Ministerio de Educación de Argentina. En el año 2006 realiza “Glorias de mi ciudad”, una serie de programas documentales sobre artistas del ámbito musical y la danza en Buenos Aires, conducidos por el actor humorístico Fabio Alberti. Estos programas fueron emitidos por la señal “Ciudad Abierta”, dependiente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En el año 2004 reside en Santiago de Chile, convocada por la productora chilena Roos Film y Sony International Pictures donde dirige dos comedias de televisión: “Loco por ti” (adaptación de la sitcom Mad about you), y “Los Galindo” (adaptación de The Shefferson). En el año 2003, dirige “Malandras”, Telecomedia de emisión diaria producida por Alejandro y Sebastián Borenstein, para Canal 9. Escribe y codirige con Ricardo Piterbarg el piloto para televisión “La familia Podestá”, unitario dramático, con la participación de Valeria Bertucelli, Pablo Rago, María Fiorentino, Antonella Costa y Osvaldo Santoro.

En el año 2002 escribe y dirige el cortometraje “No mires”, (super 16 mm), con la actuación de Dolores Fonzi. Premio Mejor Ficción 2003, dentro del marco del Concurso de Cortometrajes de La Mujer y el Cine. Se desempeña como Asistente de Dirección en “Los Guantes Mágicos” (2002), dirigido por Martín Rejtman, y “Adiós Querida Luna” (2001), largometraje dirigido por Fernando Spiner.

Entre 1998 y el año 2000, trabaja como asistente de dirección y luego como directora de las series diarias “Gasoleros” y “Campeones de la vida”. Esta última recibe el premio Martín Fierro Mejor Comedia Dramática, año 2000. Desde el año 2001 hasta el año 2008 se desempeña como docente de la materia “Dirección de actores y puesta en escena” en la Escuela TEA Imagen.

Notas de la Directora

El Delta del Tigre

La historia de “Todos tenemos un plan” transcurre en su mayor parte en el particular escenario del Delta del Tigre, que es sin duda uno de sus principales protagonistas.

El Tigre es uno de los siete deltas más grande del mundo, el único que no desemboca en el mar. Tuvo su momento de esplendor durante algunas décadas a partir de mediados del SXIX, con el arribo del tren; época que hasta hoy permanece cristalizada en los increíbles palacetes y casonas de estilo inglés y francés que se encuentran emplazadas en los principales ríos.

Con el paso de los años, y del avance automotor el Tigre volvió a quedar en el olvido, y aunque nunca dejó de ser uno de los lugares más atractivos para el fin de semana de los porteños, el Tigre recobró en gran parte su calidad de lugar ideal donde esconderse, tanto para delincuentes comunes como para quienes huían del terrorismo de estado.

La historia que cuenta el guión de “Todos tenemos un plan” surge en gran medida a partir de estas particularidades del lugar, sumadas a mis recuerdos de infancia, cuando solía ir a pasar los fines de semana, y de ciertas historias de quienes vivieron y viven en las islas.

Todos tenemos un plan

Esta película cuenta la historia de un hombre que en su mediana edad decide abandonar todo lo que hasta ese momento ha construido y emprende la búsqueda, desesperada e inconsciente, de una segunda oportunidad.

Nuestro protagonista recorre los ríos en busca de algo pendiente que permanece flotando desde su infancia, algo que ha determinado su devenir en adulto y que ya no soporta. En este nuevo mundo, al mismo tiempo que intenta parecer un otro, tiene que descubrir de qué manera va a incorporarse en esa pequeña sociedad que ha elegido como propia, esta comunidad que tiene sus propias reglas y establece sus pactos de silencio o destierro.

Me interesa trabajar con el género del policial negro, como emergente de un mundo violento que se me hace ineludible, que por momentos se muestra casi deslumbrante, como si ese aparente escape del sistema generara un descubrimiento, la creación de algo que no deja de sorprender por lo desgarrador, pero también porque plantea la posibilidad, al menos tentativa, de algo distinto.

Ana Piterbarg