Cannes 2012: balances de mitad del festival

Cannes 2012: balances de mitad del festival

por - Críticas
22 May, 2012 11:32 | comentarios

Estoy un poco atrasado con las críticas de películas para el sitio -estoy viendo muchísimo, pero eso me deja poco tiempo para escribirlas para acá, ya que las de competencia internacional van saliendo en Clarín-, pero al llegar ayer a la mitad del festival me parece que se puede hacer un breve balance o punteo […]

Estoy un poco atrasado con las críticas de películas para el sitio -estoy viendo muchísimo, pero eso me deja poco tiempo para escribirlas para acá, ya que las de competencia internacional van saliendo en Clarín-, pero al llegar ayer a la mitad del festival me parece que se puede hacer un breve balance o punteo de algunas cosas que pasaron y están pasando, además de ver cómo va la encuesta de los críticos y si los que allí votan tienen algo para escribir al respecto.

Para resumir algunas cosas vistas, voy a ir punto por punto:

-El otro día, conversando con Sergio Wolf, quien está aquí trabajando para el BAFICI ya que seguirá ligado a él en la “transición” hasta fin de año,él usaba el término “aristogerontocracia” para referirse a los autores que están triunfando en Cannes. Es que, más allá de lo que cada uno opine de sus películas específicamente, no hay dudas que entre los más comentados, esperados, mejor recibidos y criticados están los filmes de Alain Resnais, Abbas Kiarostami, Michael Haneke y, para muchos, también Bernardo Bertolucci y Ken Loach, cuatro septuagenarios y uno que en junio cumple 90. Si bien al no estar Manoel de Oliveira el promedio de edad siempre baja (ahora entiendo porque no está acá su última película: todos estarían hablando de “la tercera edad de Cannes”), igualmente se siente algo de “grandes y consagrados maestros triunfan en Cannes”. Y uno, que vio las películas (salvo la de Bertolucci), no puede más que estar de acuerdo (aunque no del todo en el caso de Loach). Son pocos los cineastas jóvenes que están en la competencia que generan tanta curiosidad (Carlos Reygadas tal vez sea el único) y, si se piensa que de los que faltan el más esperado es David Cronenberg (de muy bien llevados 69), hay que convencerse que es el año del “viejazo”. La pregunta es: ¿es que no hay cineastas más jóvenes que interesen tanto en general? ¿O es culpa de Cannes, que no los elige, prefiriendo a los consagrados y/o ya premiados aquí? Si se piensa que para muchos -entre los que me incluyo- la película del año es la de Miguel Gomes, habrá que convencerse de que es un problema de Cannes.

-Fui a ver pocas películas de la Quincena de Realizadores, pero según escucho la idea generalizada es que mejoró respecto a las flojas ediciones pasadas (post Olivier Pére), pero que adquirió un tinte de bastante menos riesgo estético que a muchos no convence. Era previsible, para los que conocemos a Edouard Waintrop, su nuevo director. Los filmes latinoamericanos tienen un condimento político más fuerte, en general, pero menos carácter experimental, de hecho en el cartel presentación de la sección antes de las películas ya no están los nombres de Lisandro Alonso y Albert Serra, lo que parece todo un “statement” de parte de la sección. No vi FOGO, todavía, de Yulene Olaizola, ni el filme de Jaime Rosales, así que algo puede cambiar de acá al final del festival. Lo que sí se siente es que quedan pocos lugares para un cine de riesgo.

-El cine argentino tuvo diferentes recibimientos hasta el momento. Los filmes de Pablo Trapero, Benjamín Avila y Alejandro Fadel tienen una reacción dispar de parte de los críticos acreditados aquí: hay mejores y peores comentarios, mejores y peores críticas, pero da la impresión que ninguno impactó fuerte y parejo en todos. La prensa francesa prefirió la de Fadel (Liberation y Le Monde escribieron grandes críticas del filme), Trapero tuvo buenas críticas de la prensa anglosajona (The Guardian, The Hollywood Reporter) y lo mismo le pasó a Avila (THR), pero te cruzás con tres personas y todas tuvieron y tienen reacciones distintas. Lo cual no está necesariamente mal. A la que mejor le está yendo, curiosamente, es a VILLEGAS, de Gonzalo Tobal. Digo curiosamente porque la vio poca gente (se da como Funciones Especiales y, encima, la función más grande que tenía debió ser suspendida por problemas con el edificio y la lluvia), aunque tal vez eso sea lo que le da una mayor unanimidad: a los pocos que la vieron, les gustó… No es la primera vez que pasa. A veces, estar en una sección chica termina siendo el mejor plan, porque te ve sólo el público que te busca, el que está interesado en la película.

-Los franceses piensan que lo único bien que hacen los norteamericanos es contar historias violentas y hasta ahora eso se vio del cine de ese país acá -y parte de lo que se espera-, con la excepción de la apertura, MOONRISE KINGDOM. Y lo curioso es que esos filmes norteamericanos los dirigen australianos como John Hillcoat y Andrew Dominik. Esa una cuestión de clichés nacionales, parece. El tema será ver quiénes piensan los australianos que son realmente violentos…

-Los austríacos, esos “blanditos”. El cine de Austria se ganó una reputación de duro, violento, cínico, insensible, provocador, hasta cruel. Este año, Michael Haneke y Ulrich Seidl se nos reblandecieron con sus dos películas, encima tituladas ambas AMOR. Yo los prefiero así, humanizados y no tan clínicos y distantes. Pero tengo la impresión de que no todos mis colegas coinciden conmigo, creo… Los prefieren, no sé, austríacos.

VOTOS DE LA CRITICA

-Hasta el momento en que escribo esto (17 horas del martes en Francia), los mejores promedios de los críticos están así (aquí pueden leer los votos completos). No cuento las que todavía no se dieron pero algún que otro crítico ya votó y sólo tomo las que tienen un promedio mayor que 6 puntos:

COMPETENCIA:

-LIKE SOMEONE IN LOVE, de Abbas Kiarostami: 8.09

-IN ANOTHER COUNTRY, de Hong Sangsoo: 8.07

-MOONRISE KINGDOM, de Wes Anderson: 7.62

-AMOUR, de Michael Haneke: 7.48

-YOU AIN’T SEEN NOTHIN’ YET, de Alain Resnais: 6.98

 

UN CERTAIN REGARD:

-STUDENT, de Darezhan Ormibayev: 7.34

-DJECA, de Aida Begic: 6.93

 

QUINCENA DE REALIZADORES:

-LA NOCHE DE ENFRENTE, de Raúl Ruiz: 8.13 (mejor promedio general)

-HOLD BACK, de Rachid Djaidani: 7.33

-3, de Pablo Stoll: 6.92

-NO, de Palo Larraín: 6.55

-EL TAIB, de Merzak Allouache: 6.20

 

SEMANA DE LA CRITICA (Y OTRAS SECCIONES):

-MEKONG HOTEL, de Apichatpong Weerasethakul: 7.30

-LES INVISIBLES, de Sebastien Lifschitz: 6.48

-VILLEGAS, de Gonzalo Tobal: 6.42

-LOS SALVAJES, de Alejandro Fadel: 6,27

 

Comentarios de los votantes (en inglés y español, se irá actualizando constantemente):

Neil Young: “So far I have had no walkouts and three worthwhile films – from seven days – namely Wes Anderson’s opener MOONRISE KINGDOM, Alice Winocour’s AUGUSTINE and Rachid Djaïdani’s very live Camera d’Or contender HOLD BACK (aka RENGAINE). Therefore, no major complaints – lousy movies seem fairly thin on the ground. But also I’ve yet to be really knocked out by anything – and there have been some notable disappointments, such as Apichatpong Weerasethakul’s MEKONG HOTEL, Brandon Cronenberg’s ANTIVIRAL and Cristian Mungiu’s BEYOND THE HILLS. On the plus side, Yu Junsang’s triple performance as a lovestruck lifeguard in Hong Sangsoo’s IN ANOTHER COUNTRY is a gift that keeps giving (“If you swim — I will protect you!!”) while James Gandolfini emerged as a long-range Oscar contender for Best Supporting Actor in the otherwise slightly underwhelming KILLING THEM SOFTLY. On verra…

Re: the Palme, I have been compiling odds and rankings since early March (see www.jigsawlounge.co.uk) and Abbas Kiarostami’s LIKE SOMEONE IN LOVE has always been the favourite. He’s holding on to that “top spot” just now, but Michael Haneke’s AMOUR has emerged as a strong rival (I am expecting his stars to receive some kind of “special 65th festival anniversary prize”). I would also regard Carlos Reygadas’ POST TENEBRAS LUX (still unseen) and maybe even BEYOND THE HILLS (a favourite of many critics and also reportedly much-liked by jurors) as potential laureates at this stage. On verra, encore.

 

Rudiger Suchsland: My spontaneous thoughts are: Its a mediocre festival, with a lot of fair, but not interesting films, not very daring, nothing new, innovative or shocking or disgusting or fascinating or, whatever… moving!
Seldom really touching films.

Of course Cannes is still the Mekka of Cinema, but this year is worse than the last years – so far. But some films are coming, which I have hopes on, like COSMOPOLIS or the Reygadas.

My personal golden palme… puh, perhaps the Wes Anderson. But I do not really have a film in competition, I would like to give it. The film which will win it is Leos Carax!

The film I hated the most is Mungiu.