BAFICI 2013: Hong Sang-soo x 15

BAFICI 2013: Hong Sang-soo x 15

por - Críticas
30 Mar, 2013 02:28 | 1 comentario

Hong Sangsoo es la clase de cineasta cuya obra se puede analizar como un todo. Pese a la evolución, los cambios y los giros demostrados a lo largo de sus 14 largometrajes y de sus cortos, sus filmes son claramente piezas de una obra conceptual y estéticamente sólida, que va mutando de película en película […]

bafici hong bookHong Sangsoo es la clase de cineasta cuya obra se puede analizar como un todo. Pese a la evolución, los cambios y los giros demostrados a lo largo de sus 14 largometrajes y de sus cortos, sus filmes son claramente piezas de una obra conceptual y estéticamente sólida, que va mutando de película en película pero que conserva modos, formas y temas en todas ellas. Es, de alguna manera, la clase de realizador perfecto para cualquier análisis crítico: todo su cine, sus obsesiones, sus personajes y su propuesta estética está claramente delineada y no hay que encontrar conexiones imposibles entre sus películas. De hecho, sucede lo contrario: sus películas se parecen tanto entre sí que resulta fácil confundírselas y lo más conveniente es pensarlas como capítulos de un libro, episodios de una serie o variaciones sobre un mismo tema.

Para resumir ese río cinematográfico que son las películas de Hong Sangsoo se me ocurrió que lo mejor que podría hacer es rankear sus películas de las que más me interesaron a las que me interesaron un poco menos. Lo que pasa –lo que me pasa- con Hong es que me cuesta pensar en películas buenas o malas, logradas o fallidas. Me gustan todas sus películas porque me entusiasma su investigación y no me agotan lo que para algunos pueden ser reiteraciones temáticos y/o formales. La única forma en la que puedo rankearlas es entre excelentes y muy buenas. De ponerles puntos -como ya escribí alguna vez- las mejores serían un 10 y las “peores”, un 9.

hongsangsoo1Es raro, pero me pasa con él lo contrario que me sucede últimamente con Woody Allen, un cineasta que es comparable en más de un sentido (la temática de amores y desamores, cierto aparente descuido formal y lo prolíficos que son ambos). Ahí donde me parece que Allen gira y gira sobre sí mismo diciendo cada vez cosas menos interesantes, Hong siempre logra encontrar ejes y formulaciones inesperadas y ricas, especialmente formales. Y así como me encantaría ver a Allen haciendo algo radicalmente distinto de lo que hace, en el caso de Hong quiero que siga el mismo camino que viene siguiendo. Tengo cero interés en verlo hacer una película de suspenso, digamos…

Así que dejaré un ranking de mis películas favoritas de Hong en el caso de que el lector/espectador sólo tenga tiempo de ver 3 o 4 durante el BAFICI. Si prefieren –si pueden- verlas todas, no hay duda que la mejor forma de hacerlo es cronológicamente, para seguir su evolución como realizador. Algunas que otras pueden verse “desordenadamente” (digamos, entre LA MUJER ES EL FUTURO DEL HOMBRE hasta LIKE YOU KNOW IT ALL, la que yo llamaría su “segunda etapa”), pero no conviene pasar de las últimas a las primeras, ni hacer ese mismo salto al revés. En un punto, es algo similar a lo que pasa con una de esas series de televisión “de autor” que ahora se han vuelto tan populares: es bueno ir creciendo con los personajes y seguir su evolución estética.

hong turning gate1. TURNING GATE (2002) La culminación estética y narrativa de su primera etapa como cineasta y, para mí, uno de sus picos como realizador. Tal vez la más emotiva de todas sus películas.

2. WOMAN ON THE BEACH (2006) La anatomía de una relación y el filme que lo consagra no sólo como el realizador que mejor entiende las idas y vueltas del deseo amoroso (y su relación con el alcohol) sino también el que más sabe -desde Eric Rohmer- cómo filmar esos asuntos… en una playa.

3. THE DAY HE ARRIVES (2011) Es “el Día de la Marmota” según Hong, con un hombre viviendo varias veces una misma situación que tal vez sea distinta, en un día que puede ser el mismo o ser otro, o las dos cosas.

4. LIKE YOU KNOW IT ALL (2009) Si alguno de ustedes imaginó alguna vez cómo pueden ser los días de un cineasta en un pequeño festival esta película es la respuesta. Claro, siempre dentro del estilo de Hong: con mucho soju de por medio…

hong Power_of_Kangwon_Province5. THE POWER OF THE KANGWON PROVINCE (1998) Recuerdo poco de la película -la descubrí en uno de los primeros festivales de Mar del Plata o BAFICI, no estoy seguro-, pero fue la que me inició en la fascinación por el cine de Hong. Por eso, más que por mi frágil memoria de los detalles, está acá arriba.

6. WOMAN IS THE FUTURE OF MAN (2004) El comienzo de una nueva etapa en el cine de Hong con películas formalmente más libres y más casuales, con ese uso notable del zoom que se iba a empezar a hacer más y más notorio con el correr de las películas. Amistad, romance, alcohol, idas y vueltas. Eso no ha cambiado…

7. VIRGIN STRIPPED BARE BY HER BACHELORS (2000) Creo que buena parte de la fama de la película se la debe al título, pero de cualquier manera la recuerdo como la más sombría y oscura de las películas de Hong, una de las pocas que estéticamente se desmarca del resto y no sólo por el uso del blanco y negro.

hong okismovie8. OKI’S MOVIE (2010) La última etapa, digital, de Hong, se caracteriza para mí por explorar más y más cuestiones del relato: cruces, juegos, metaficciones, historias dentro de historias. OKI’S MOVIE consiste en cuatro cortos interrelacionados y cruzados entre sí, pero de formas para nada convencionales, ni cronológica ni narrativamente.

9. TALE OF CINEMA (2005) Las ideas narrativas de Hong se cruzan todas en esta película: la duplicación de historias, la metaficción, el cine dentro del cine, la falsa cronología. Y, claro, las irresueltas y confusas historias de ¿amor?

10. NOBODY’S DAUGHTER HAEWON (2013) La más reciente película de Hong vuelve a explorar, como en IN ANOTHER COUNTRY, un personaje femenino. Hong, acusado de sexista y machista a lo largo de su carrera, muestra el mismo comportamiento entre egoísta, enamoradizo y confuso en Haewon. Tal vez ahora lo tilden de misógino…

hong The_Day_a_Pig_Fell_Into_the_Well11. THE DAY THE PIG FELL INTO THE WELL (1996) Otra película que recuerdo muy poco, sólo tengo la memoria de que me había decepcionado un poco en relación a las otras dos (la segunda y la tercera) que había visto en su momento. Sin embargo, todos los temas (las idas y vueltas del deseo) y los acercamientos formales (ir pasando de un personaje a otro como si fueran cortos) están ahí.

12. IN ANOTHER COUNTRY (2012) El juego idiomático, me da la impresión, banaliza un poco a los personajes. Pero lo que se pierde ahí se gana por el lado cómico. Es la primera película de su carrera que se puede definir bastante claramente como comedia casi de principio a fin. Y, como en OKI’S MOVIE, como un cruce imposible de historias entrelazadas.

13. HAHAHA (2010) Otra película suya que merecería una segunda visión. En su momento me fascinó la construcción de dos historias paralelas que transcurren simultáneamente pero no se cruzan entre sí, pero me había costado interesarme demasiado en los personajes.

14. NIGHT AND DAY (2008) Como verán, todas las películas que me gustaron un poco menos de Hong siempre tengo la impresión que soy yo el que debería revisarlas. Esta se me hizo excesivamente larga y reiterativa, pero la vi acompañado por alguien que no se la bancaba y temo que su fastidio influyó en mi impaciencia con la película, que encima es la más larga de las suyas. Y transcurre en Francia, no en Corea…

El ciclo incluye el corto LOST IN THE MOUNTAINS, que vi como parte de un BAFICI y que no me interesó mucho. Casi estoy a punto de decir que es la única de todas sus películas que no me gusta demasiado, o no tanto como las otras. De cualquier manera, no es mala, Hong no hace películas malas. Otro corto, LIST (2011) es mucho mejor, de lo mejor de Hong de hecho, pero por algún motivo no está aquí.

Aquí abajo copié las distintas críticas de películas de Hong Sangsoo que fui publicando en este blog y en el anterior (micropsia.blogspot.com.ar) a través de distintos viajes a festivales. No encontré críticas anteriores, por eso lo que verán aquí son sólo las más recientes películas de Hong. Hay dos críticas largas, dos más breves y una en exceso breve y que no dice nada pero decidí dejarla porque imaginó que la escribí en un rapto de 30 segundos antes de irme a dormir. En Venecia 2010 vi OKI’S MOVIE y lo único que escribí sobre ella fue un número: 9. Estupideces que uno hace por culpa del cansancio y agotamiento que producen los festivales de cine.

 

hong daughterNOBODY’S DAUGHTER HAEWON (2013, Berlín)

Lo más original que tiene esta nueva serie de reflexiones sobre el amor, el deseo y las relaciones por parte del maestro coreano es que la protagonista es una mujer. Hong, al que habitualmente se acusa de centrarse en personajes masculinos y desarrollar problemáticas en torno a ellos en las que la mujer es el objeto de deseo (no estoy de acuerdo que sea así, pero es lo que se dice), puso esta vez las tribulaciones amorosas en torno a una joven y bella mujer que debe despedirse de su madre, que se va a vivir a Canadá, y luego tiene una serie de idas y vueltas amorosas con dos hombres, ambos directores de cine y profesores que la tuvieron como alumna.

El primero es un hombre casado con el que se reencuentra luego de una separación. En uno de los mejores gags recurrentes del film, ellos intentan guardar el secreto del affaire cuando es obvio que todos lo saben. Cada etapa consta de conversaciones caminando, en mesas de bar y en una vieja fortaleza en un monte en la que varios personajes se cruzan. Primero será la despedida con su madre, que pasará de lo cómico (un encuentro bizarro con Jane Birkin) a lo emotivo. Luego, la relación con el profesor casado, que volverá al final. Más tarde el encuentro con el otro director, uno que recibe en medio de la charla un llamado de Martin Scorsese. Y así.

Cada encuentro está separado por la imagen de ella despertándose o durmiéndose en una biblioteca, dando la impresión de que se trata de sueños o pequeñas historias que sueña. Entre los grandes momentos del film -cuyo tema sigue siendo las idas y vueltas del amor, los juegos de poder en la relación, los celos, la falta de compromiso amoroso y la fluctuación constante del deseo- está una clásica charla de bar regada de alcohol entre la protagonista, el profesor y varios alumnos más que dura alrededor de 10 minutos en un solo plano y es muy graciosa; el uso recurrente de una melodía conocida en una versión casi lounge que sale de un viejo grabador; la aparición permanente de un anciano con el que finalmente Haewon se cruzará; y el tocante y emotivo final.

Por lo demás, no hay novedades. Están los zooms, el soju, los llantos y reclamos, las confusiones y las caminatas. Lo que sí noto en las últimas películas de Hong en relación a su cine previo es una presencia más evidente del humor. Si bien siempre su cine tuvo muchos elementos cómicos, tengo la sensación que en los últimos films ese humor está más en primer plano y también más buscado, como en la situación entre la protagonista y Jane Birkin.

El cine de Hong sigue siendo una trampa para no iniciados. Esa liviandad cercana al “slapstick” que tienen sus escenas esconde muchas veces que lo que se pone en juego muy en serio. Y, cuando esas emociones se hacen presentes, nos golpean doblemente, cuando menos lo esperamos. En lo narrativo, esta película es más lineal y simple que las recientes: no hay juegos temporales ni complejas estructuras como en Oki’s Movie, The Day He Arrives o In Another Country. A lo sumo, esos raros sueños obligan a plantearse cuestiones de forma. Pero, al menos en este primer visionado, parecen más una broma estructural que otra cosa.

Eso sí, pese a tener a una mujer como protagonista, mucho no ha cambiado la manera de Hong de mirar a las personas: siguen siendo inconstantes, caprichosas, volátiles, enamoradizas y tan simpáticas como potencialmente irritantes. Las hermosas criaturas de Hong Sang-soo.

 

hong the-day-he-arrivesTHE DAY HE ARRIVES (2011, Viena)

Después de tantos años haciendo películas me sigue resultando extraño cómo un realizador del talento de Hong Sang-soo sigue estando relegado en la consideración cinéfila mundial. Se trata de uno de los mejores cineastas contemporáneos, pero muchos no lo conocen (o reconocen) ni lo valoran siquiera como uno de los grandes del cine asiático, por más que su obra es de una consistencia temática y estilística incomparable en el cine actual, casi como un Ozu o un Rohmer coreano. Tal vez sea porque filma demasiadas películas (un promedio de una por año o más) y, como le sucede a Woody Allen (con quien tiene más de un punto en común), por momentos da la sensación de que una gran película se le escapa entre tres, digamos, “chicas”.

Yo disiento. Si bien entiendo la comparación con Woody (en temas como el deseo masculino, la aparición del azar y el misterio de las relaciones hombre/mujer), donde yo siento que Allen se repite banalizándose cada vez más, Hong hace exactamente lo opuesto. Sus películas, por pequeñas que parezcan, son cada vez más complejas estructuralmente y, por eso, fascinantes de ver, como si Hong en cada filme agregara una nueva vuelta de tuerca a su gran trama (una especie de INCEPTION del cine de las relaciones) sobre el deseo, el azar, el amor y el cine.

THE DAY HE ARRIVES podría ser su versión de GROUNDHOG DAY. El protagonista es, como casi siempre, un cineasta. Aquí el hombre llega a Seúl desde el pueblo al que se ha mudado -donde se dedica a enseñar ya que no ha filmado en los últimos años- para encontrarse con un amigo. Allí, tras una visita a una ex novia, se encuentra con su amigo y, junto a una amiga de éste, se van a tomar algo a un bar, un clásico en el cine de Hong. Allí aparecerá la dueña de ese bar que resulta ser muy parecida a la ex del protagonista (es la misma actriz) y con la que nuestro héroe intentará “relacionarse”.

Esto, en distintas versiones, sucede durante tres días seguidos, aunque al espectador nunca le queda claro si son tres días o tres “versiones” de la misma situación, porque ante cada nuevo encuentro nadie parece acordarse muy bien lo que sucedió en el anterior. Hasta el narrador, que nos dice “fuimos a un bar llamado Roman”, cuando nos dijo lo mismo en la ocasión anterior. Así, el filme -rodado en blanco y negro, con esos zooms violentos que son marca registrada del autor- se construye como otro juego de relaciones, con protagonistas taciturnos y confundidos que van en busca de una mujer para luego arrepentirse y preferir otra, y así volver a empezar. Tipos algo frustrados y por momentos agresivos, que “andan” por la vida como dejándose llevar por las personas y las situaciones (y el alcohol, básicamente) y que terminan siempre en el punto de partida inicial.

En THE DAY HE ARRIVES (título que denota ese presente continuo que el filme retrata), Hong deja más claro que nunca el carácter repetitivo, circular, de esos comportamientos. Una suerte de “Día de la marmota” al que no es fácil encontrarle una salida ya que, en punto, el “futuro” también se parece mucho al pasado.

 

hong in-another-countryIN ANOTHER COUNTRY (2012, Cannes)

Debo aclarar que Hong es, tal vez, mi cineasta favorito de la última década y algo. Sus películas raramente bajan de un 9 en mi mundo. Esta es extraordinaria, pero la pondría entre las “menores” de su filmografía, tal vez por el hecho de que estña hablada en inglés y, por ese motivo, los diálogos son algo limitados. Eso, tengo la sensación, hace que cierta riqueza del cine de Hong se diluya un poco, aunque aparece un ángulo de humor con el “malentendido”. Lo que no se diluye nunca es su creatividad, su genio, su marca, cómo hace para dejar en 90 minutos la sensación de que conoce el mundo y el cine mejor que el 90% de la gente, que ha quitado lo superfluo y se ha quedado con lo central. La idea de que el cine es un juego en el que más vale una canción improvisada y en encuentro misterioso que mil teorías sobre la puesta en escena. Hong sigue haciendo con su cine-río un mapa de todos los territorios y situaciones amorosas posibles de una Corea que ya es el mundo entero.

 

hong hahahaHA HA HA (2010, Cannes)

Debería haberme dado cuenta antes que con Claire Denis y el presidente del festival de Pusan en el jurado, la peli de HSS tenía muchas posibilidades de ganar. Y ganó, finalmente. Y es justo porque, para mí, fue la mejor peli de la sección (es la primera vez, creo, que mis favoritas ganan ambas secciones oficiales de Cannes). Y eso que no es, ni por lejos, la mejor peli de Hong. Describirla es inútil, ya que es como todo su cine, una larga serie de encuentros y desencuentros entre hombres y mujeres (también entre amigos), todos ellos regados de abundante alcohol y revelaciones varias. Para mí, todo su cine fluctúa entre el 9 y el 10, así que HA HA HA está entre las de abajo… ¿Por qué? Tal vez porque le falta la fractura que sus pelis tienen en la mitad, en la que los personajes cambian de objetivo o la película cambia de tono, o la historia pega un giro. Aquí, al proceder más linealmente, sentí que por momentos se repetía, como me pasó un poco también, pero por otros motivos, con NIGHT AND DAY Más allá de ese detalle, la peli es genial, sí, con todos esos zooms que tanto le molestan a Bob Koehler y que cada día me gustan más.

 

hong likeyouknowitallLIKE YOU KNOW IT ALL (2009, Toronto)

Sí, es como que lo supieras todo, Hong. O si no lo sabés todo –o al menos no lo sabe el personaje/alter ego de tu película–, como director tenés clarísimo el camino. Este es un capítulo más de esa “larga película de la vida” que es la filmografía de uno de los más grandes realizadores de estos tiempos. Quédense con sus Hanekes, sus Von Triers, sus Gaspar Noés: a mí déjenme vivir con los borrachines de Hong todo el tiempo que haga falta… (NOTA 2013: cosas que uno escribe a las 3 de la mañana, imagino. Sepan disculpar…)