Lo mejor de 2013: televisión

Lo mejor de 2013: televisión

por - Series
09 Dic, 2013 06:20 | comentarios

Este año me equivoqué. Me propuse empezar a ver series desde el principio, apenas lanzadas en los Estados Unidos, para que no suceda aquello de que se acumulen temporadas complicadas de recuperar cuando uno descubre que algo está bueno y le interesa. Pero me fue mal. Le puse mis energías a un par (ya las […]

breakingbad515bEste año me equivoqué. Me propuse empezar a ver series desde el principio, apenas lanzadas en los Estados Unidos, para que no suceda aquello de que se acumulen temporadas complicadas de recuperar cuando uno descubre que algo está bueno y le interesa. Pero me fue mal. Le puse mis energías a un par (ya las comentaré abajo) que no me motivaron demasiado y las fui abandonando con el correr de los episodios. Calculo que habrá una técnica mejor. Imagino que lo que haré ahora será esperar una temporada y recuperarlas al comienzo de la segunda, cuando lo acumulado no sea gigantesco en términos de tiempo y, a la vez, dichas series se hayan estabilizado y tengan una vida útil más o menos interesante. Lo hice con otra serie y me fue bien. Veremos.

Este fue el año de BREAKING BAD, claramente, y no es mi intención ponerme original al respecto, así que sin más misterios, vayamos a un Top 8 de series (son todas con las que estoy al día, vamos!) y un repaso de fracasos, deudas, clasícos y algunos etcéteras. Como siempre, los invito a que pongan sus favoritas y recomendaciones en los comentarios.

TOP 8


breaking bad final eps poster banner1. BREAKING BAD. Ya no me queda mucho más para decir de esta serie que no esté en larga lista de posts que salió en este mismo blog durante su minitemporada final. El final me sigue pareciendo un poco problemático (demasiado redondo, demasiado «feliz», demasiado «para la hinchada»), pero más allá de eso se trató sin dudas de una experiencia increíble. No sólo por la serie en lo narrativo y por sus fantásticos personajes sino por la locura y la casi manía que generó a su alrededor (bah, al menos a mi alrededor). Un efecto casi imposible de logran en una cultura saturada de «eventos» como la de hoy.

2. MAD MEN. Hay mejores y peores temporadas de esta serie que ya lleva seis bajo los hombros, pero a mí ya no me cambia demasiado una pequeña suba o baja en su respectiva calidad. Tengo la sensación de que podría verla hasta que Don Draper tenga 70 años (sería el año 2000, calculando a ojo su nunca revelada edad) y siga persiguiendo teenagers de manera, convengamos, un poco más patética que la actual. Pero MAD MEN se acaba pronto y mientras vemos las piezas moverse hacia ese final ya nos damos cuenta que la vamos a extrañar. Y tras ver el final de temporada que tuvo Draper, es de esperar que algunas cosas cambien en su vida de una vez por todas. Bah, con él nunca se sabe…

tv the americans3. THE AMERICANS. Están a tiempo, véanla. Es de las mejores series nuevas y solo tienen que recuperar 13 episodios. Espías soviéticos que viven en Estados Unidos y se hacen pasar por un matrimonio estadounidense en 1981/82. Los primeros capítulos más de trama fueron dando paso a una exploración cada vez mayor de los ambiguos personajes (¿cuántas series ponen a los espectadores a favor de agentes de la KGB, por más conflictuados que estén?), con lo que la serie ganó mucho. Y la reconstrucción de época es genial, cuando los ’70 empiezan a ser otra cosa pero los ’80 tal como los conocemos no explotaron del todo todavía.

4. RECTIFY. Para los parámetros del televidente, esta serie debe ser la cosa más lenta que dio la pantalla chica norteamericana tal vez en toda su historia. Pero para los que estamos acostumbrados al cine independiente norteamericano, sus tiempos, ritmos, look y personajes son muy reconocibles. Un hombre sale de la cárcel después de casi 20 años y en una temporada lo vimos solo a lo largo de unos pocos días semi-catatónicos, pero queda claro que hay un mundo enorme por descubrir ahí.

tv Family-Tree5. FAMILY TREE. Si sos fan de Christopher Guest y del estilo «mockumental» (falso documental) que usó en películas como THIS IS SPINAL TAP y BEST IN SHOW, vas a disfrutar muchísimo de esta completamente absurda serie acerca de un desocupado británico que se pone a explorar la historia de sus antepasados conociendo a personajes tan simpáticos como delirantes.

6. GIRLS. Terminó hace tantos meses que uno ya no la tiene tan fresca en la memoria, pero no cabe duda que la serie de Lena Dunham -más allá de críticas puntuales que pueden hacerse a algunas situaciones, comportamientos o episodios- sigue siendo una de las series más verdaderas (no digo realistas, sino «verdaderas») sobre la vida de personas de veintitantos en una gran ciudad como Nueva York.

tv Homeland7. HOMELAND. Mejoró bastante respecto a la segunda temporada, pero nunca logrará volver al nivel de la inicial. Luego de unos primeros episodios confusos, la serie abandona algunas subtramas improbables (la familia Brody, digamos) para centrarse más en el combo Saul y Carrie, y en sus enrevesados planes. Veremos cómo termina, aunque da la impresión de que está empezando a volverse un poco mañosa otra vez…

8. THE NEWSROOM. No veo más de ocho series al año, así que su lugar en el ranking no es muy halagüeño que digamos. Dicho esto, de todos modos, creo que la serie mejoró un poco respecto a su temporada inicial, se hizo menos pomposa y creída de su propia importancia (por un lado) y, por otro, logró trabajar un poco mejor que antes su intento por convertirse en una comedia hollywodense de enredos a la antigua. No termina de cerrar, pero irrita menos.

————————————————————————————————-

A SEGUIR: series de las que vi apenas unos episodios y que quisiera ver más.

topofthelakeTOP OF THE LAKE. Vi dos episodios en el Festival de Berlín, en cine, dirigidos por Jane Campion y presentados como avant premiere. Me interesaron (no me fascinaron) y me debo el tiempo para continuarla. Policial oscuro en un pequeño pueblo australiano con personajes bastante peculiares y un aparente peligroso villano. Veremos…

HOUSE OF CARDS. También vi dos episodios en un cine (la presentación que hizo Netflix de la serie), dirigidos ambos por David Fincher. Si bien el chiste de Kevin Spacey hablando a cámara se me hacía un poco irritante, el universo prometía aunque yo no insistí. Habrá que seguirlo…

BOARDWALK EMPIRE. Otra de esas series que parecen inabarcables en cuanto al tiempo que demanda ponerse al día. Vi cuatro episodios casi en continuado de la primera temporada en un entusiasta fin de semana pero luego no lo continué, aunque me parecía potencialmente extraordinaria. Lo haré. Bah, creo…

————————————————————————————————-

FRACASOS: series que empecé a ver por su reputación o por que prometían, pero no me enganché lo suficiente como para querer seguir.

tv low winter sunLOW WINTER SUN. Prometía ser de las series más interesantes de esta temporada. Oscurísima -demasiado- y densa, nunca logré atravesar el segundo episodio. Dudaba si seguir, pero su pronta cancelación me hace pensar que no vale la pena.

THE BRIDGE. Me pasó algo parecido que con la anterior, pero le tuve más paciencia: vi unos cinco episodios. No me parece mala ni especialmente buena (si bien me cuesta creerme a la detective con Asperger) y tal vez es por eso que no seguí. Está ahí, pero no creo que siga (salvo que me recomienden lo contrario).

————————————————————————————————-

DEUDAS: Tres series que quiero ver antes que sea demasiado «gordo» el paquete y se vuelvan una Biblia enorme e «ilegible».

tv-orange-is-the-new-black-facebookORANGE IS THE NEW BLACK. Todo lo que leo me parece interesantísimo, pero por algún motivo extraño nunca la vi. Ni siquiera bajé un episodio para ver. Lo haré pronto salvo que me convenzan de lo contrario.

GAME OF THRONES. Nunca le entré porque mi limitada paciencia con el género «fantasía» está más que copado por las películas que veo. En algún momento deberé hacerlo, no?

SHERLOCK. Bueno, ya saben, Benedict Cumberbatch…

————————————————————————————————-

CLASICOS: Lentamente, en esos días en los que no tengo 200 películas pendientes por ver, retomo algunas de estas series. Puedo ver media temporada en un día y pasarme seis meses sin ver nada. Seguiré. Son geniales…

the-wire-bannerTHE WIRE. Estoy empezando la cuarta temporada. La tercera me gustó más que la segunda, claramente, por más que… ok, no, sin spoilers!

THE SOPRANOS. Si bien no me convenció el final de la segunda temporada (esos sueños, esos sueños…), es una serie genial por muchísimos aspectos y este año espero poder terminar la tercera y con suerte, todas las demás también. No por saberme todos los spoilers me la voy a perder…

————————————————————————————————-

LIBROS: Más allá que me spoilearon decenas de series (estén avisados!), estos dos geniales libros que se pueden conseguir online (en inglés) pintan muy bien las últimas décadas «revolucionarias» de la TV norteamericana.

THE REVOLUTION WAS TELEVISED, de Alan Sepinwall. Más periodístico que otra cosa, pero un buen «diagrama» cronológico e industrial del surgimiento de la «nueva» televisión.

DIFFICULT MEN, de Brett Martin. Es parecido al otro, pero intenta retratar más a los personajes detrás de las series en un sentido digamos, más biográfico y psicológico.