Berlinale 2014: Parte 3

Berlinale 2014: Parte 3

por - Críticas
10 Feb, 2014 02:40 | Sin comentarios

Pasaron otros dos días de cobertura de esta inusualmente cálida edición 2014 del Festival de Berlín y todavía no aparece esa gran película que justifica cualquiera de estos festivales. Hasta el momento el promedio ha sido apenas aceptable, con una buena cantidad de películas fallidas y la sensación de que todavía el festival debería mejorar […]

Berlinale_2014Pasaron otros dos días de cobertura de esta inusualmente cálida edición 2014 del Festival de Berlín y todavía no aparece esa gran película que justifica cualquiera de estos festivales. Hasta el momento el promedio ha sido apenas aceptable, con una buena cantidad de películas fallidas y la sensación de que todavía el festival debería mejorar con el correr de los días. Eso no quiere decir que no haya visto algunos muy buenos filmes (ya verán aquí abajo), pero no se ve hasta el momento la o las películas que se detaquen claramente del resto, como sí había sucedido en los recientes años. Todavía es temprano –el festival promedia–, por lo que las cosas pueden cambiar mucho entre hoy lunes y el sábado.

Sigamos, entonces, recorriendo títulos de la Berlinale 2014.

 

belovedsistersDIE GELIEBTEN SCHWESTERN/BELOVED SISTERS, de Dominik Graf (Competencia) El realizador alemán más conocido por sus trabajos en televisión –y por su extraordinario episodio del filme colectivo DREILEBEN— trae al festival una historia originada también en la TV (de 170 minutos de duración) que luego tendrá un recorrido internacional en una versión más corta de 140 minutos. Es la historia del escritor y poeta alemán Friedrich Schiller centrado en su relación amorosa con dos hermanas con las que compartió buena parte de su corta vida. El punto de vista del filme es de las mujeres, que se enamoran ambas del promisorio escritor pero como una ya está casada (por interés económico, ya que su familia está en apuros), el hombre contrae matrimonio con la otra, aunque el «trío» no durará feliz mucho tiempo. Graf logra una notable pintura de los personajes y especialmente de una época (fines de siglo XVIII, principios del XIX) de notables cambios culturales, sociales y políticos. Con un estilo por momentos hasta demodé (uso constante de la música, del zoom, de la voz en off), Graf le da al filme un espíritu novelesco y si bien nunca profundiza en el universo del escritor alemán, logra armar una compleja historia en la que las relaciones íntimas se van viendo afectadas, cada vez más, no solo por los dilemas morales de la institución matrimonial sino por las cambiantes circunstancias políticas/económicas de la época.


monuments_menTHE MONUMENTS MEN, de George Clooney (Fuera de competencia) Dejaré la crítica más amplia para el estreno local del filme, que será en unas pocas semanas. Solo adelantaré por acá que se trata de una película menor, una suerte de comedia sentimental a la vieja usanza (entre DOCE DEL PATIBULO y M.A.S.H.) que pese a tener una serie de buenos y simpáticos momentos se siente un poco como una oportunidad perdida de contar definitvamente una gran historia poco conocida de la Segunda Guerra Mundial. Un gran elenco –Clooney, Matt Damon, Bill Murray, Jean Dujardin, John Goodman y Cate Blanchett, entre otros– ayudan a que el clima aventurero y el humor liviano, casi de salón, que tiene la película funcione mejor de lo esperado. Pero se queda corta…

nonfictionNON FICTION DIARY, de Jung Yoon-suk (Forum) El caso de un grupo de jóvenes coreanos que, a mediados de los ’90, secuestraron y asesinaron salvajemente a un grupo de personas es el centro de este documental que cuenta su historia y la relaciona con los hechos políticos más importantes de su país en esa época, en lo que finalmente es un análisis sobre la pena de muerte y las diferentes maneras en las que se la usa en ese conflictivo país. El documental no sale de lo convencional formalmente hablando: entrevistas a decenas de investigadores y material en video, periodístico y fotográfico de los hechos. La posición política es clara desde el principio (a los grandes criminales políticos no se los juzga tan severamente como a un grupo criminal aunque hayan «matado» a muchísimas más personas) y, por reiterativa, termina siendo bastante obvia, especialmente tomando en cuenta que es algo que, de entrada, todos sabemos que suele ser así, especialmente en países como los nuestros.

stationsofthecrossKREUZWEG/STATIONS OF THE CROSS, de Dietrich Brüggemann (Competencia) Por tercer día consecutivo la competencia del día abrió con una película alemana y por tercer día consecutivo el filme no decepcionó. De hecho, se puede decir que fue el mejor de los tres hasta el momento. La película cuenta en 14 episodios titulados igual que las 14 Estaciones del Via Crucis la historia de una adolescente que pertenece a una muy estricta (y ficticia) congregación católica de esas que no reconocen ninguna de los cambios de la Iglesia en los últimos siglos y mantienen hasta las ceremonias en latín. La familia es igualmente dura con ella: no puede vestirse bien, ni maquillarse, ni hablar con chicos, ni escuchar música que no sea sacra, y así. Y la chica, de hecho, cumple bastante a rajatabla los preceptos impuestos, aún con el dolor de dejarlos de lado. Su esfuerzo por seguir al pie de la letra las reglas tiene que ver también con lo que ella considera es la salvación de su pequeño hermano de 4 años que podría ser autista. Y ella se dispone a sacrificarse por él. Brüggemann filma cada secuencia (salvo unas mínimas excepciones sobre el final) en un solo plano largo y fijo como si fueran cuadros religiosos y en los que la situación entre la hija y su temible madre (que la tortua psicológicamente en todo momento) se va volviendo cada vez más difícil. La película tiene por momentos un costado humorístico (las exigencias sobre la niña rayan lo absurdo), pero de a poco la densidad emocional va ganando terreno y el filme termina convirtiéndose en una dura crítica a la Iglesia, por más que alguna situación narrativa pueda dar a entender lo contrario. El filme me hizo recordar a otra saga de devoción religiosa relativamente similar en tono: la excelente LOURDES, de Jessica Hausner.

ninfomaniacaNYMPHOMANIAC VOLUME 1 (LONG VERSION), de Lars Von Trier (Fuera de competencia) Si alguna vez pasaron por aquí sabrán que no soy un devoto de Lars von Trier. Nada tiene que ver con sus declaraciones controvertidas. No me interesa en general como ve el cine desde hace mucho tiempo y –más allá de su innegable capacidad para dirigir algunas secuencias de impacto– creo que le perdí la paciencia allá por CONTRA VIENTO Y MAREA. No vi la versión más corta de NYMPHOMANIAC como para compararlas, por lo que analizaré simplemente esta versión. Por momentos da la sensación de que Von Trier hace siempre la misma película, una centrada en los sacrificios y horrores que atraviesa una mujer centrada en una búsqueda personal o que atraviesa un trauma dolorosísimo. Aquí es Charlotte Gainsbourg la que narra la historia, en forma de largos flashbacks, a Stellan Skarsgard acerca de cómo desde pequeña siempre fue muy curiosa sexualmente y luego se convirtió en ninfómana, llegando a tener diez parejas sexuales en una misma noche, entre otras hazañas. Yendo y viniendo de la conversación «filosófica» que ambos tienen (en la que aprovechan para comparar el sexo y las distintas parejas con los animales, las plantas, la pesca, la música y la matemática, entre otras metáforas bastante absurdas), el filme se centra en distintos episodios de la vida de Joe (de joven la encarna Stacey Martin), en los que va pasando del juego sexual a una rutina cada vez más cansina en la que ya no entra el placer y mucho menos el amor. Como una figura religiosa sacrificándose por quién sabe qué, vemos a Joe en distintas posiciones sexuales siempre con la misma cara de nada y la sensación de que ningún hombre ni situación la satisface. Una larga escena con Uma Thurman como una mujer despechada cuando su marido se va con Joe dejándola con sus tres hijos, en tono de comedia, merece la pena en esta primera parte de una película tan anodina y repetitiva que cuesta pensar qué sorpresas pueda deparar la segunda mitad.