Berlinale 2014: Parte 5

Berlinale 2014: Parte 5

por - Críticas
16 Feb, 2014 12:28 | Sin comentarios

Primero, un breve comentario respecto a los premios, que se dieron hace pocas horas y que pueden encontrarlos, completos, aquí. Si bien por lo general las grandes ganadoras fueron muy buenas películas, tengo la impresión de que era la oportunidad justa para consagrar del todo con un premio de esta dimensión a la labor de […]

black coalPrimero, un breve comentario respecto a los premios, que se dieron hace pocas horas y que pueden encontrarlos, completos, aquí. Si bien por lo general las grandes ganadoras fueron muy buenas películas, tengo la impresión de que era la oportunidad justa para consagrar del todo con un premio de esta dimensión a la labor de Richard Linklater. No sólo es un gran director con una extraordinaria carrera, sino que BOYHOOD fue un desafío complicadísimo del que salió más que airoso.

Salvo la película de Alain Resnais LIFE OF RILEY (que recibió el curioso premio Alfred Bauer, habitualmente entregado a jóvenes que hacen cine de riesgo, pero extrañamente acertado en función de la larga carrera de riesgos del realizador francés), que nunca me terminó de convencer, creo que los premios principales son bastante justos, aunque en un orden ligeramente equivocado. Y también considero que, al menos, LA TERCERA ORILLA ameritaba un premio (del jurado, de dirección, hasta guión), pero fue pasada completamente por alto. Lo mismo que HISTORIA DEL MIEDO, a la que un premio como el Alfred Bauer le podría haber caído muy bien.

ciencias naturalesCuriosamente la película argentina más premiada fue CIENCIAS NATURALES, de Matías Luchessi, en mi opinión la menos lograda de las cuatro películas nacionales. Algo parecido pasó con las películas brasileñas: muchos coinciden que la multipremiada HOJE QUERO VOLTAR SOZINHO, es la menos interesante de las cuatro representantes que tuvo ese país. No quiero decir que sean malas, solo que no son las que más se destacan, al menos en mi opinión y en la de varios colegas, dentro de sus propias representaciones.


La película ganadora –la china BLACK IRON, COLD ICE— es realmente buena. Aquí tienen la crítica del filme y de otros vistos recientemente, durante ya la ultima etapa del festival.


20143347_4BLACK COAL, THIN ICE, de Diao Yinan (Competencia)
El flme recuerda por su tono y estética a esos policiales nevados y duros del norte de los Estados Unidos. Tiene algo de FARGO, pero su humor es más asordinado y por momentos simplemente bizarro, y de otras tramas policiales en pequeños pueblos inhóspitos. El filme es una investigación policial que comienza en 1999 cuando un cuerpo aparece en partes en distintas ciudades chinas. El crimen no se resuelve y, cinco años después, el policía que falló en la anterior investigación ya no trabaja para la policía pero se entromete igual a investigar cuando se entera que otros dos cuerpos aparecieron de manera muy similar al caso anterior. La trama tendrá mucho de policial negro, con una mujer potencialmente peligrosa que lo enamora, con sorpresas narrativas por todos lados (que la torna, admitámoslo, bastante confusa sobre el final) y con una pintura de lugar tan precisa como devastadora. Lo que queda en la memoria son imágenes, escenas: lo inhóspito del paisaje, lo desesperante de las vidas de los protagonistas y, especialmente, ciertas apuestas por un humor absurdo que aliviana la cuestión en el momento menos esperado. Una película que merecía, sin duda, un premio en el festival, pero no el Oso de Oro.

praia  ainouzPRAIA DO FUTURO, de Karim Ainouz (Competencia) Claramente dividida en tres partes, esta película del director de las extraordinarias MADAME SATA y EL CIELO DE SUELY es tan dispar como atrapante, tan cambiante como reiterativa, a mitad de camino entre la originalidad y la cita. El filme comienza extraordinariamente bien: dos ciclistas alemanes se meten al mar en un playa de Brasil, los van a rescatar pero uno de ellos muere ya que el guardavidas que encarna Wagner Moura no lo puede rescatar. El sobreviviente y el guardavidas se siguen viendo en la búsqueda del cuerpo y entre estos dos hombres empieza una relación muy pasional. Al poco tiempo ambos se mudan a Berlín, donde transcurrirá la segunda parte, centrada en las dificultades del personaje de Moura (el de TROPA DE ELITE, entre muchas otras cosas) para adaptarse a la nueva vida: al frío, la nueve y la falta de sol/luz del lugar. La situación derivará a un tercer episodio que no adelantaremos acá, pero que saca al retrato de una especie de modorra en la que entra en la mitad, debido a la intención de Ainouz de ponerse «antonionesco» a la hora de pintar el exilio. Tiene su lógica esa búsqueda y suele suceder que filmar la abulia y la alienación tiende a dar como resultado películas abúlicas y hasta aburrida. Pero al final las dos partes del relato se vuelven a juntar y si bien el filme no alcanza a recuperar la belleza e intensidad del principio, deja un regusto positivo al espectador. Además, como casi un extra, hay que reconocer que Ainouz filma de una forma increíble: cada plano es de una belleza apabullante.

blind mssageBLIND MASSAGE, de Lou Ye (Competencia) Un cineasta que nunca me interesó demasiado si bien es un número puesto en varios de estos eventos, que lo considera entre los grandes directores chinos. A diferencia de películas suyas como SUMMER PALACE y PSPRING FEVER, que levantaron consecuencias en China, esta apuesta menos a las controversias ligadas a sus temáticas que muchas veces bordean lo sexual. El filme se centra en una larga serie de personajes (mayoría de masajistas pero también algunos pacientes), todos o casi todos ellos ciegos, especializados en ese tipo de masaje. La película tiene un elemento que le juega tanto a favor como en contra: el uso de la cámara. Por un lado, su inquieto movimiento, su forma de estar encima de los rostros de los personajes, parece casi la de una persona ciega. Eso le da al filme una estética rara, que es original pero también es bastante confusa. Como si Lou Ye hubiese querido imitar la forma en la que las personas con muy poca vista se conducen. El recurso es excepcional, pero también en cierto sentido, se pueda volver un poco reiterativo y confuso, metiendo al espectador en el medio de los problemas y complicaciones de este grupo de masajistas ciegos hasta tornarlos –salvo excepciones– un poco iguales unos con otros.

©Bjoern KommerellIN BETWEEN DAYS/ZWISCHEN WELTEN, de Feo Aladag (Competencia) Este filme alemán/austríaco acerca de un pelotón de alemanes enviados a Afganistán con la tarea, entre otras, de ayudar y proteger a un pueblo acosado por los talibanes es uno de los títulos más intrascendentes de la competencia. Es, casi, como una de esas películas «políticamente correctas» de los ’80, con un grupo alemán lidiando de manera bastante amarga con el grupo afgano hasta que, por circunstancias bélico/políticas, la situación los obliga a separarse. Y volverse a necesitar. Más allá de un pequeño toque de crueldad que Hollywood hubieran anulado y una cierta tensión «familiar» que va creciendo de a poco entre los protagonista, la película no sale de la medianía competente. Si bien el final tiene algunos momentos valiosos, es difícil encontrar.