Cannes 2014: «The Rover», «Red Army» y «Les ponts de Sarajevo»

Cannes 2014: «The Rover», «Red Army» y «Les ponts de Sarajevo»

por - Críticas
22 May, 2014 12:45 | Sin comentarios

Otra sección (o sub-sección, deberíamos decir) curiosa en el Festival de Cannes es la llamada Sección Oficial Fuera de Competencia, que incluye usualmente la apertura (no siempre), el cierre, funciones especiales, de medianoche, varios documentales y películas de género que el festival parece no saber donde meter. No se la puede pensar cómo una sección […]

red armyOtra sección (o sub-sección, deberíamos decir) curiosa en el Festival de Cannes es la llamada Sección Oficial Fuera de Competencia, que incluye usualmente la apertura (no siempre), el cierre, funciones especiales, de medianoche, varios documentales y películas de género que el festival parece no saber donde meter. No se la puede pensar cómo una sección curada internamente sino más bien como una serie de películas sueltas sin mucha relación entre sí y con calidades muy desparejas.

Pronto escribiré sobre MAIDAN, extraordinario documental sobre la situación en Ucrania dirigido por Sergei Loznitsa, y acá les dejo mis observaciones sobre otras tres películas que pasaron por esta ¿sección?: el filme de acción australiano THE ROVER, el documental sobre el equipo de hockey de la Unión Soviética THE RED ARMY y el compilado de cortos de varios directores LOS PUENTES DE SARAJEVO que incluye los trabajos de Jean Luc Godard, Cristi Puiu, Ursuela Meier, Marc Recha y Angela Shanelec, entre otros.

 

THE ROVER, de David Michod (Australia)


the roverLa dosis casi habitual –en el año y específicamente en Cannes– de alguna película australiana o de director australiano extremedamente violenta llegó con la segunda película de Michod, cuya opera prima –la muy buena ANIMAL KINGDOM— había sorprendido unos años atrás. Lamentablemente, esta película con megaestrellas como Robert Pattinson y Guy Pearce no está a la altura de la anterior, pero sigue quedando en claro que se trata de un realizador talentoso y con un dominio evidente de los recursos narrativos y audiovisuales del cine de género.

El problema de la película tiene para mí que ver con su mínima y algo rutinaria trama: en un futuro cercano en una zona de Australia a mitad de camino entre la actualidad y un escenario de MAD MAX a un hombre (Pearce) le roban su auto y emprende una loca persecución para recuperarlo. Lo que sigue son rutas polvorientas, persecuciones, violentos encontronazos y los motivos clásicos de una road movie de seres violentos en parajes perdidos. En el camino Pearce se topa con un joven medio tontuelo (Pattinson, muy bien) que es el hermano de uno de los que le robaron el auto que quedó herido y abandonado en la ruta. Y ambos forman una curiosa alianza para encontrarlo.

Con escenas hiperviolentas (una de ellas, con un enano, es tan brutal como notable), personajes temerarios y lugares desolados, THE ROVER es, más que una película, una especie de llamado de atención de Michod a Hollywood respecto a sus talentos como director. Si logró convencerlos, es de esperar que se consiga un buen guión allí para la próxima. Si no, que vuelva a un cine más personal allí en Australia.

 

———————————————————————————————————————————

THE RED ARMY, de Gabriel Polsky (Estados Unidos/Canadá)

Red-ArmyEste documental se centra en el «otro Ejército Rojo»: el equipo soviético de hockey sobre hielo, los dominadores durante décadas de ese deporte. El filme sigue la historia del equipo desde su creación, su primer técnico que les imprimió un estilo de juego moderno (comparable al «fútbol total» holandés o a lo que hizo Pep Guardiola en el Barcelona) y, gracias al talento de muchos jugadores excepcionales, los convirtió en grandes campeones de mundiales y Juegos Olímpicos.

El filme sigue a través de entrevistas y de material de archivo (el formato es bastante convencional más allá de algunas bromitas de aparente backstage) la historia del equipo: su éxito, sus curiosas técnicas de entrenamiento, sus grandes triunfos y sus sorpresivas derrotas, las presiones políticas que atravesaron, los problemas internos que los obligaron a cambiar de técnico, las deserciones, las peleas y, claro, la caída del régimen soviético que puso todo el plan militar del hockey de ese país patas para arriba.

Simpático, elocuente, con algunos testimonios ricos en contradicciones (hay peleas y cuestiones entre los ex jugadores que no se han resuelto hasta hoy, evidentemente), con personajes entre simpáticos y temibles (los propios ex jugadores) y algunos toques autorales en la construcción narrativa, THE RED ARMY es un documental deportivo de los buenos, de esos que consiguen trascender el interés del espectador por el deporte específico o por las figuras que retrata para volverse universal. En este caso, una pintura de la Guerra Fría a través del deporte.

 

—————————————————————————————————————————–

LES PONTS DE SARAJEVO, de  Jean-Luc Godard, Vladimir Perišić, Cristi Puiu, Kamen Kalev, Isild le Besco, Sergueï Loznitsa, Léonardo Di Constanzo, Vincenzo Marra, Ursula Meier, Marc Recha, Angela Schanelec y Teresa Villaverde.

les-ponts-de-sarajevo (1)Este tipo de películas en la que se reúne a varios directores para filmar/retratar/analizar un tema no suelen ser del todo felices y esta película no es la excepción. De los doce cortos que conforman este compilado centrado en la complicada historia de Sarajevo y su relación con los grandes hechos de la política europea del siglo (este año es el centenario del asesinato del príncipe austrohúngaro que dio lugar a la Primera Guerra Mundial), hay algunos aceptables como los de Marc Recha, Sergei Loznitsza, Isild le Besco y, en menor medida, Leonardo Di Constanzo y Ursula Meier, pero sin duda se recordará por dos.

Por un lado, el de Godard, en el que el francés mezcla otra vez imágenes de archivo, de películas y suyas con una voz en off e inscripciones en la pantalla en el que intenta analizar el lugar de Sarajevo en la cultura del siglo XX. «La cultura es la regla, el arte es la excepción», es la frase que me quedó de todas las mencionadas, a partir de la cual JLG aprovecha para hacer un breve listado de grandes artistas.

Y por el otro el del rumano Puiu (LA NOCHE DEL SEÑOR LAZARESCU), que cuenta en un solo y largo plano la conversación de una pareja a punto de dormirse respecto de un libro sobre la historia de Europa que la mujer está leyendo y que le comenta a su marido. Los análisis disparatados que allí se hacen –especialmente el marido– no solo pintan a las claras las confusiones y absurdos nacionalismos que han hecho de la historia europea una particularmente sangrante sino que le dan una dosis de humor y de ironía a la mismísima propuesta de hacer un filme como éste. Extraordinario.