Festival de Cine Coreano: recomendaciones

Festival de Cine Coreano: recomendaciones

por - Críticas
02 Oct, 2014 08:40 | Sin comentarios

Han Cine, el festival de cine coreano que comienza el 2 de octubre en el Cinemark Palermo de Buenos Aires, trae un combo de populares y desconocidos títulos de ese país de los últimos años. Como se sabe, el cine coreano es uno de los pocos que le disputa a Hollywood la primacía en su […]

hancineHan Cine, el festival de cine coreano que comienza el 2 de octubre en el Cinemark Palermo de Buenos Aires, trae un combo de populares y desconocidos títulos de ese país de los últimos años. Como se sabe, el cine coreano es uno de los pocos que le disputa a Hollywood la primacía en su propio país, superándolo en porcentaje de espectadores la mayoría de los años con producciones propias. Para ver algunos ejemplos de ese tipo de industria que tantos quieren imitar y poquísimos pueden aquí se verán algunos de los filmes que mejor representan esa industria: el cine de acción, el de terror, el drama familiar y el cine para toda la familia que aquí son menos conocidos que las películas de autores como Hong Sangsoo o Kim Ki-duk, cuya influencia es más fuerte fuera de Corea que dentro del país. De hecho, uno de los populares filmes que se verán acá no es otra cosa que una remake de la exitosa comedia argentina UN NOVIO PARA MI MUJER.

Aquí incluyo las recomendaciones de algunas de las películas que pude ver anticipadamente. Y abajo está la programación completa. Más info, días y horarios de las funciones en: www.facebook.com/hancineba

 

the-thieves-movie-11EL GRAN GOLPE, de Choi Dong-hun (2012). Hasta hace pocas semanas –en la que fue superada por el exitazo THE ADMIRAL— se trataba de la película más taquillera, junto con THE HOST, de la historia del cine en Corea con 13 millones de espectadores. Efectiva e intensa, se trata de un clásico «caper film» (película de robos) en un tono algo liviano que puede hacer recordar a filmes como LA GRAN ESTAFA, no solo por tratarse de un equipo de ladrones (aquí, en realidad son dos teams de ladrones que se traicionan entre ellos varias veces) sino porque la mayoría de los actores son estrellas muy populares allí. Con escenas de suspenso y acción excepcionalmente realizadas y que recuerdan a las de MISION: IMPOSIBLE –en especial por la predilección de estos ladrones a colgarse de edificios–, se trata de una muy efectiva película que transcurre en Corea, Hong Kong y Macao. Su único problema: una trama que se vuelve algo complicada de seguir en términos de idas y vueltas. En términos de producción, no tiene nada que envidiarle a las grandes producciones hollywoodenses.


 

berlinfileTHE BERLIN FILE, de Ryoo Seung-wan (2013). Del director de DIE BAD, CRYING FIST y CITY OF VIOLENCE llega este nuevo thriller que llevó 7 millones de espectadores el año pasado, convirtiéndose en el más exitoso de su carrera. Técnicamente el más depurado y elegante de todos los comentados aquí (también sostiene una estética BOURNE que evidentemente prendió muy fuerte en el cine de género en Corea) se centra en las complicadas idas y vueltas, en Berlín, tras unas fallidas negociaciones –lavado de dinero– entre coreanos del norte, terroristas islámicos y mafiosos rusos que derivan en una serie de encuentros y desencuentros entre espías de ambas Coreas que pueden o no ser «dobles agentes», con esposas, asesinos y funcionarios involucrados y una serie de intrigas propias de un thriller de los ’70 pero en un contexto actual. El tema de los engaños y falsas apariencias parece ser una constante en el cine coreano reciente –no es casual que hayan adaptado UN NOVIO PARA MI MUJER–, lo mismo que algunos «recursos visuales» reiterados: tomas aéreas desde techos y helicópteros, montaje acelerado y el trío inevitable de persecuciones en auto, a pie y combate mano a mano final. Ryoo, el más veterano del plantel, maneja todo con más elegancia y si bien la película nunca termina de estar a la altura de sus ambiciones (a todas parecen sobrarle una o dos vueltas de tuerca, y 15-20 minutos de metraje) es otro producto más que recomendable del cine de género coreano.

 

coldeyesVIGILANCIA EXTREMA, de Jo Ui-seok y Kim Byung-seo (2013) llevó 5,5 millones de espectadores el año pasado. Con el título internacional de COLD EYES, este filme (remake de uno japonés titulado internacionalmente EYES IN THE SKY) vuelve sobre una banda de ladrones organizada y temible, pero los protagonistas esta vez son los policías que investigan a esta banda de criminales –especialmente a uno de ellos, su brutal y sagaz líder– con la ayuda de toda la tecnología disponible en la ciudad, especialmente las cámaras ubicadas en las calles. Más dura y seca que EL GRAN GOLPE y más efectiva también, tiene su centro en una novata del grupo con una admirable memoria para los detalles, pero sin experiencia en situaciones duras como las que le tocará atravesar. El modelo es similar al de varias películas de acción coreana: narración velocísima (por suerte en este caso es más sencilla y menos potencialmente confusa que en otros casos), acción y suspenso constante, con un ritmo y estética que recuerdan al cine de Tony Scott o, en el mejor de los casos, Michael Mann. Un thriller atrapante.

 

Confession-of-MurderCONFESIONES DE UN ASESINO, de Jeong Byong-gil (2012) La historia potencialmente más interesante de las comentadas aquí es la que logra menores resultados por propia impericia del realizador más que por el guión, que tiene ciertos puntos de contacto con OLDBOY al contar la historia de un hombre que, 15 años después de cometer una serie de crímenes, escribe un libro en el que confiesa ser el asesino, ya que a los 15 años esos crímenes prescriben. Lo cierto es que el policía investigador no le cree y de ahí en adelante esa ingeniosa trama –en la que juegan un interesante rol los medios de comunicación y los fans del asesino fachero transformado en celebridad– avanza dificultosamente, ya que Jeong incluye una incontable serie de equívocos y persecuciones, muchos de ellos protagonizados por los familiares de las víctimas de este asesino. Para el final, la película revela su más ingenioso juego narrativo (una vuelta de tuerca inesperada), pero cuando la intensidad dramática crece otra vez aparecen largas secuencias de acción que no hacen más que entorpecer un relato que podría haber sido contado con mucha mayor efectividad. Viendo varias películas policiales coreanas es notable la fascinación que tienen por largas persecuciones y escenas de acción de una duración al borde de lo extenuante. A veces funcionan bien y se integran lógicamente a la trama. Otras, no tanto, y se sienten como una necesidad de demostración de talento de parte de los directores. Que lo hacen bien es innegable, pero no todos los thrillers requieren varias persecuciones de 20 minutos o más.

 

PROGRAMACIÓN COMPLETA

Confesiones de un Asesino
Director: Jeong Byong-gil
Corea del Sur | 2012
Duración: 119 minutos

Demente
Director: Park Jung-Woo
Corea del Sur | 2012
Duración: 109 minutos

El Gran Golpe
Director: Choi Dong-hun
Corea del Sur | 2012
Duración: 135 minutos

El Rey de los Cerdos
Director: Yeon Sang-ho
Corea del Sur | 2011
Duración: 97 minutos

La Receta Final
Director: Gina Kim
Corea del Sur | 2013
Duración: 98 minutos

Relato de un Arquitecto
Director: Jae-eun Jeong
Corea del Sur | 2012
Duración: 95 minutos

Señorita Abuela
Director: Hwang Dong-hyuk
Corea del Sur | 2014
Duración: 124 minutos

The Berlin File
Director: Ryoo Seung-wan
Corea del Sur | 2013
Duración: 120 minutos

Todo sobre mi Esposa
Director: Kyu-Dong Min
Corea del Sur | 2012
Duración: 121 minutos

Vigilancia Extrema
Director: Jo Ui-seok y Kim Byung-seo
Corea del Sur | 2013
Duración: 118 minutos