TV: «Mozart in the Jungle» (Temporada 2)

TV: «Mozart in the Jungle» (Temporada 2)

por - Series
18 Ene, 2016 11:59 | Sin comentarios

La sorpresiva ganadora del Globo de Oro a mejor comedia televisiva de 2015, MOZART IN THE JUNGLE, narra las desventuras –idas y vueltas musicales, profesionales y privadas– de varios de los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Nueva York, una orquesta ficcional que remite a otras más conocidas. La serie se basa en el libro […]

Mozart-in-the-Jungle-Season-2_poster_goldposter_com_1La sorpresiva ganadora del Globo de Oro a mejor comedia televisiva de 2015, MOZART IN THE JUNGLE, narra las desventuras –idas y vueltas musicales, profesionales y privadas– de varios de los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Nueva York, una orquesta ficcional que remite a otras más conocidas. La serie se basa en el libro del mismo nombre escrito por la oboísta Blair Tindall en 2005 y ganó el Golden Globe por su segunda temporada, que Amazon estrenó toda junta el pasado 30 de diciembre, apenas unos días antes de ganar el premio.

En realidad no queda muy claro si la serie –y Gael García Bernal, elegido mejor actor– ganó el premio por la primera o la segunda temporada, pero lo cierto es que la nueva es un tanto más floja, caótica y desorganizada que la primera, con un par de muy buenos episodios, algunos grandes momentos y escenas sueltas pero bastante confusa en cuánto a su desarrollo argumental respecto a la primera, perdiendo tal vez demasiado tiempo en las negociaciones contractuales –sponsors de la orquesta, una posible huelga de sus integrantes y así– que en otras aristas más interesantes que la serie tiene.

APG_-30.arwEn esta temporada, Rodrigo De Souza, el conductor de la orquesta que está encarna García Bernal y que se basa libremente en Gustavo Dudamel, vuelve a su natal México para una gira metiéndose en complicaciones allí, sufre una dificultad auditiva que atribuye a una «maldición», sigue acercándose románticamente a la oboísta Hailey Rutledge (Lola Kirke, de MISTRESS AMERICA) y lidia con una orquesta que nunca parece poder funcionar del todo bien por diversos motivo. Hailey, por su parte, tiene sus propias complicaciones amorosas, además de tratar de dejar de trabajar como asistente de Rodrigo para dedicarse full time al oboe. Por otro lado, los excelentes Malcolm McDowell y Bernadette Peters continúan con su particular, muy refinado y algo teatral timing cómico encarnando al ex director de la orquesta y la presidente de la compañía, siempre tratando de conseguir sponsors para mantenerla en funcionamiento.


La serie tiene otros ejes narrativos ligados a los músicos (entre ellos se destaca el romance entre la chelista que interpreta Saffron Burrows y la abogada que se encarga de las negociaciones entre los músicos y la compañía, encarnada por Gretchen Moll) pero su principal modus operandi parece ser el de tirar ideas en el aire y ver cuál funciona. Esa suerte de caos –que, en un episodio plagado de cameos de figuras famosas de la música clásica, llega casi al dadaísmo– es lo más jugoso y espontáneo que la serie tiene para ofrecer, ya que parece desinteresarse rápidamente de las líneas narrativas que habilita por episodio.

mozart 2Ese espíritu tiene que ver claramente con el de los creadores de la serie, esa banda de familiares y amigos que encarnan los primos Roman Coppola y Jason Schwartzman junto a Paul Weitz y Alex Timbers, quienes parecen divertirse mucho haciendo la serie. Lo mismo uno siente con buena parte del elenco, especialmente con Gael, cuyo entusiasmo casi pasado de rosca es uno de las grandes armas del show. A Lola Kirke, en cambio, en esta temporada se la ve un poco más desdibujada, mientras que, entre los secundarios, los intercambios entre McDowell y Peters (o de ellos con otros miembros del elenco) siempre aportan inesperados momentos de humor que parecen sacados de alguna comedia de Broadway.

Pese a ser un tanto más despareja que la primera temporada, MOZART IN THE JUNGLE sigue siendo una comedia entretenida, liviana y disfrutable, que tal vez no merezca ser considerada la mejor del año (MASTER OF NONE, para empezar, es mucho mejor, y también SILICON VALLEY), pero que logra pintar la caótica y rockera vida de una institución como puede serlo una gran orquesta de una ciudad como Nueva York de una manera que resulta sorprendente, sea o no realista…