Estrenos: «Los exiliados románticos», de Jonás Trueba

Estrenos: «Los exiliados románticos», de Jonás Trueba

por - Críticas
06 Abr, 2016 05:40 | Sin comentarios

Esta simpática y por momentos encantadora road movie sigue las desventuras románticas y “sociológicas” de tres amigos españoles que emprenden un viaje en una casa rodante pequeña hacia Francia, todos con distintos objetivos amorosos que implican reencuentros. Uno de ellos se topará con una chica italiana en Toulouse con la que estuvo en pareja, otro […]


Los-exiliados-románticos1Esta simpática y por momentos encantadora road movie sigue las desventuras románticas y “sociológicas” de tres amigos españoles que emprenden un viaje en una casa rodante pequeña hacia Francia, todos con distintos objetivos amorosos que implican reencuentros. Uno de ellos se topará con una chica italiana en Toulouse con la que estuvo en pareja, otro lo hará con una chica suiza que vive con personas de distintas nacionalidades con quienes cenarán y un tercero, en París, se verá con un efímero amor de verano que fue muy importante en su vida.

Todas las historias –que están, juguetonamente, acompañadas por shows en vivo de Tulsa– revelarán secretos, deseos y miedos de una generación con poco trabajo, temor al compromiso y esperanzas aunque sea leve de cambio, en especial a partir del contacto humano y la empatía por el otro. De todas las escenas la mejor es claramente la confesion romántica en pésimo francés de uno de los amigos en París, un largo plano que pasa de patético a conmovedor, y algunas situaciones de humor entre los amigos que conviven en un espacio muy pequeño.

Los-exiliados-romanticos-3_ampliacionSi la película tiene un pequeño problema es un cierto tufillo a versión indie/cool de filmes como PISO COMPARTIDO, aquella película de Cedric Klapisch sobre estudiantes de intercambio europeo en Barcelona, una suerte de esperanzado paneuropeismo que suena un tanto naive y clasemediero en función de realidades más sombrías de los países que el filme recorre. Pero la película, en cierto modo, es autoconsciente de esa posible mirada y la desarticula con su propia autocrítica y su forma de reconocerse, finalmente, como una especie de fantasía cinéfila que toma de la realidad para correrse hacia el lado del juego lúdico y el deseo amoroso. (Arte Multiplex Belgrano y BAMA Cine Arte)


(Crítica publicada durante BAFICI 2015)