Estrenos online: crítica de «Ema», de Pablo Larraín (Mubi)

Estrenos online: crítica de «Ema», de Pablo Larraín (Mubi)

La nueva película del realizador de «Jackie» y «Tony Manero» es una sugerente e intensa exploración sensorial centrada en la vida de una particular mujer que encuentra en el baile y en el fuego las maneras de expresar sus traumas y frustraciones. Con Mariana di Girolamo y Gael García Bernal. Se exhibe el viernes 1 de mayo, en forma gratuita, en la plataforma de streaming.

Esta potente e impactante película del realizador chileno de NERUDA –que se emite el 1 de mayo, aquí— se aleja bastante, como es su cambiante costumbre, del resto de su filmografía, al menos en cuestiones estéticas. Un drama, un musical, una exploración acerca de la vida de una explosiva mujer (la extraordinaria Mariana di Girolamo), la película narra la historia de la tal Ema, una bailarina de tremenda intensidad, que tiene una tensa relación de pareja con un coreógrafo algo mayor que ella (Gael García Bernal).

Ambos comparten una rara tragedia personal: adoptaron un niño que cometió algunos actos violentos y decidieron, simplemente, devolverlo. Y tratan de convivir con los hechos cometidos por el niño y luego por ellos mismos al respecto, algo que no hacen de una forma necesariamente demasiado civilizada, con épicas peleas y distintas formas de agresión personal. En el caso de Ema esa virulencia no se limita a su relación con él.

Ema es una mujer libre, literalmente explosiva, y su potencia física y sexual se manifiesta tanto en el baile (las escenas coreográficas son buenísimas) como en sus andanzas sexuales y hasta en cierto interés que tiene por el fuego en muchas de sus formas. En un film que se mueve más por escenas de impacto que por lo que parece ser una narrativa clara, de a poco vemos a Ema cranear algún tipo de plan cuyos resultados conoceremos luego y muy de a poco.


En ese sentido, y más allá de las diferencias estéticas y de puesta respecto de sus otros films (rodado en Valparaíso, EMA tiene un trabajo audiovisual y sensorial extraordinario), el tipo de personajes no ha cambiado. Son siempre misteriosos, inasibles, llenos de zonas oscuras y ambigüedades, potencialmente peligrosos y muy pocas veces «queribles» de manera más o menos convencional. Pero es innegable que son cautivantes. A su manera límite, Ema va en camino a convertise en un extraño ícono de un tipo de mujer libre que hace con su vida lo que quiere. Para bien, para mal o para ninguna de las dos cosas.

El film se puede ver de forma gratuita, en la plataforma Mubi, el 1 de mayo, inscribiéndose aquí: https://mubi.com/ema