Estrenos: crítica de «Showbiz Kids», de Alex Winter (HBO)

Estrenos: crítica de «Showbiz Kids», de Alex Winter (HBO)

Este documental que se verá a partir de agosto por el canal y la plataforma online de HBO se centra en las vidas y los problemas de los niños que triunfan como actores en Hollywood. El film incluye entrevistas a Henry Thomas, Evan Rachel Wood, Mara Wilson, Todd Bridges y Wil Wheaton, entre otros.

La mayoría de los documentales que ofrecen los canales de cable o las plataformas de streaming, sean HBO o Netflix, se caracterizan más por una interesante selección de temas que por algún desafío formal. Yendo un poco más lejos, tengo la sensación que HBO es más cuidadoso y tiene un mejor standard de calidad promedio en las ficciones que Netflix (con mucho menos producciones y adquisiciones, es cierto), pero en documentales eso funciona al revés. Allí, los muchachos del streaming parecen tener mejor ojo que los del canal de cable, tanto para producciones propias como para adquisiciones, tanto en series documentales como en films.

SHOWBIZ KIDS es otro de esos productos de HBO que valen más como ejercicio periodístico que como otra cosa. Tomado de esa manera, es una película interesante y bastante honesta acerca del mundo de los niños actores en la historia de Hollywood. El documental hace referencia a algunos casos clásicos –como Shirley Temple, Mickey Rooney, Jackie Coogan y entrevistan a la hasta hace poco sobreviviente de esa época, Diana Serra Cary– y sigue a dos chicos que están haciendo ese mismo proceso ahora, aunque la propia película da a entender en un cartel a su inicio que el 95 por ciento de ellos jamás conseguirá un solo trabajo.

Pero el eje principal está en las entrevistas que se les hacen a varios ex actores infantiles que –salvo Cameron Boyce, que falleció poco después de participar en la película– tienen una historia para contar que, más allá de algunas circunstancias y momentos específicos, no es necesariamente agradable. Ellos son Henry Thomas (E.T.), Milla Jovovich (EL QUINTO ELEMENTO), Todd Bridges (el «Willis» de la sitcom BLANCO & NEGRO), Mara Wilson (PAPA POR SIEMPRE, MATILDA), Wil Wheaton (CUENTA CONMIGO), Evan Rachel Wood (WESTWORLD), Jada Pinkett-Smith y el citado Boyce, de la serie de Disney JESSE.


Ellos hablan de sus respectivas experiencias en distintas etapas de Hollywood (de los ’80 a los 2000) que tienen algunas diferencias –dependiendo de la suerte, los problemas y el talento de cada uno– pero muchas más cosas en común: la soledad y la falta de una «vida normal», el trabajo exigente en la industria, el dinero que siempre produce problemas familiares, el difícil momento de crecer y cambiar físicamente, los fracasos comerciales, algunas caídas en las drogas y, finalmente, los abusos y acosos sexuales de todo tipo, con una franqueza que antes no aparecían en este tipo de historias.

Los testimonios del grupo tienen diferencias, claro, ya que cada caso fue distinto. Algunos triunfaron de adultos, otros no; algunos tuvieron familias sólidas con los que se llevaron bien, otros no; algunos tuvieron experiencias traumáticas, otros no tanto. Y así, en cada caso. En paralelo, la película –y los propios entrevistados– recuerdan a colegas que no tuvieron la misma suerte, como River Phoenix, Dana Plato, Gary Coleman y Corey Haim; y otros que la pasaron (o la siguen pasando) bastante mal, como Shia LaBeouf, Britney Spears o Lindsey Lohan, entre otros. Hay también algunas entrevistas o imágenes de archivo de Natalie Portman, Brooke Shields, Jodie Foster o Christopher Walken, quienes iniciaron su carrera siendo niños.

Lo mejor del documental de Winter (que empezó como actor, en LAS ALUCINANTES AVENTURAS DE BILL & TED, entre otras, y hoy es documentalista, con títulos como THE PANAMA PAPERS y ZAPPA) es la sinceridad que consigue de sus entrevistados (a quienes quizás conozca de sus épocas actorales), ya que todos ellos resultan muy honestos respecto a las difíciles situaciones que vivieron en esas etapas de sus vidas. El paso por las drogas de Wheaton (el de la foto de acá arriba, irreconocible) y Bridges, el duro golpe con la adolescencia de Wilson, los abusos sufridos por Wood y Jovovich, los conflictos familiares y personales de Thomas y la situación de Pinkett que ahora es madre de estrellas infantiles con Jaden y Willow Smith. Lo curioso del asunto es que el que más compuesto parece de todos ellos es el ex chico Disney Boyce, que poco después moriría por complicaciones de un ataque epiléptico.

La película es un pantallazo de un tema que da para mucho más, pero cumple con lo que propone desde su título. SHOWBIZ KIDS puede no ser demasiado interesante como documental (algunos «detrás de escena» de rodajes clásicos son lo único más o menos original que se ve aquí) pero sirve como testimonio de un tema que no se habla lo suficiente. En las experiencias de un niño y una niña que están tratando de triunfar ahora se ve claramente que sigue siendo un asunto emocional y familiarmente complicado. Quizás algunos asuntos hayan mejorado –los ligados a los acosos a menores–, pero sigue siendo una etapa muy complicada y con muchas zonas oscuras.


SHOWBIZ KIDS podrá verse en HBO América Latina a partir del mes de agosto Más info, acá.