FIDBA: crítica de «My Mexican Bretzel», de Nuria Giménez

FIDBA: crítica de «My Mexican Bretzel», de Nuria Giménez

por - cine, Festivales, Online, Streaming
30 Ago, 2020 10:49 | 1 comentario

Este film-ensayo español trabaja con material de archivo para reconstruir (o inventar) la complicada historia de una mujer a lo largo de varias décadas y en varios lugares del mundo. Premiada en varios festivales, se exhibe en Buenos Aires, online, en septiembre.


Lo primero que impacta son las imágenes. La claridad y limpieza, la sensación de estar viendo un material de época que parece filmado ayer. MY MEXICAN BRETZEL juega todo el tiempo con estas yuxtaposiciones y posibles confusiones surgidas a partir de ahí. Lo que se presenta, se nos dice, es el material filmado en Súper 8 y en 16mm. por un tal Leon Barrett y los textos han sido tomados de los diarios de su esposa, Vivian Barrett. Lo que veremos será, entonces, la historia de un matrimonio a través de lo que él filma y lo que ella cuenta. O quizás no sea tan así.

En principio no importa. Los que quieran saber los secretos que hay por detrás de esta película podrán buscarlos online. Lo que plantea Giménez es contar una historia que parece transcurrir casi en su totalidad entre los años ’40 y ’50 al mejor estilo melodrama. En las palabras que leemos, escritas por Vivian, conoceremos la historia de ella, su marido Leon y algún tercero en discordia a lo largo de varios años y en varios países del mundo (hay imágenes tomadas en Nueva York, Los Angeles, San Francisco, Barcelona, Venecia, Lyon y muchas otras ciudades y pueblos vacacionales en varias locaciones europeas) con imágenes siempre teñidas de un technicolor propio de los films de Douglas Sirk de la época.

Los diarios de Vivian cuentan la historia de las idas y vueltas de su matrimonio (además de los románticos están los problemas de salud y laborales, entre otros), reflexionan sobre el propio dispositivo de filmar todo (ella acusa a su marido de «experimentar» las cosas solo a través de la cámara) y cuentan con el aporte de algunas frases, a modo de aforismos/comentarios, del escritor de cabecera de Barrett, un tal Paravadin Kanvar Kharjappali, que reflexiona muchas veces sobre la entidad de lo real y lo ficticio, entre otras sagaces consideraciones.


Es en la combinación de esas bellas imágenes –conservadas y restauradas de una manera notable– y los textos que se leen que se encamina el drama y la belleza de THE MEXICAN BRETZEL. Buena parte de la película transcurre en un silencio absoluto (o casi absoluto) y otras partes tienen un trabajo sonoro agregado –ruidos de aviones, autos, trenes, viento, sonidos ambientes varios– que permiten evitar el vacío absoluto de sonido que la película propone al haber optado por los textos en lugar de por la voz en off como recurso narrativo.

AVISO DE SPOILERS

Todo lo que se cuenta en el filme es ficción. La historia de Vivian, León y su amante Leo, las peripecias del matrimonio, hasta los textos del inventado poeta de origen indio. Todo ha sido inventado por la realizadora. Las que sí son reales –si bien uno podría dudarlo, por momentos, por su calidad y textura– son las imágenes, que sí son de la época, salvo que se hayan trucado algunas. Si uno averigua online sabrá un poco más acerca del origen de esas imágenes y del proyecto en general, lo cual puede servir para entender mejor la propuesta, pero no debería cambiar el resultado del film como experiencia. Y si bien es inevitable pensar en el procedimiento, en general la película se defiende por sí sola.

FIN DE SPOILERS

Se trata de una película curiosa (comenzando por su confuso título) pero muy efectiva, poética desde su capacidad de generar sensaciones evocativas y capaz de integrar de manera muy fluida la diversidad de materiales existentes, construyendo un guión desde la combinación de imágenes y textos que funciona muy bien. Película ensayo que juega con la memoria como dispositivo cinematográfico, MY MEXICAN BRETZEL es, en el fondo, una trágica historia de amor que se define más por las ausencias que por lo que está ahí.


MY MEXICAN BRETZEL se exhibirá en forma gratuita en el marco de la edición virtual 2020 del FIDBA en fecha a definir. Por acá pueden acceder a otras películas del festival ya disponibles.