Estrenos online: crítica de «La dosis», de Martín Kraut (Cine.ar)

Estrenos online: crítica de «La dosis», de Martín Kraut (Cine.ar)

Carlos Portaluppi, Ignacio Rogers y Lorena Vega son los protagonistas de este relato de suspenso centrado en dos enfermeros, rivales entre sí, que toman algunas peligrosas decisiones con sus pacientes de terapia intensiva.

Es casi una curiosidad –o una mala trampa del destino– que una película como LA DOSIS tenga que estrenarse en medio de una pandemia en la que resulta difícil mirar a enfermeros, enfermeras o personal de primeros auxilios como potenciales criminales. Sin embargo nadie podía imaginar que la película de Kraut –que tuvo su estreno mundial en enero, en el Festival de Rotterdam, escenario raro para una película de género– llegaría al público en este contexto. Así que lo mejor para apreciarla es aislarla de la realidad y verla como un thriller psicológico, en un lugar intermedio entre el drama y el cine de terror.

Carlos Portaluppi interpreta a Marcos, veterano enfermero que trabaja en la Unidad de Cuidados Intensivos de una clínica, muchas veces en turnos nocturnos. Marcos es un tipo solitario y un tanto retraído (no le gusta salir, no se toma vacaciones ni es muy sociable) que, cuando ve a pacientes en situaciones terminales severas, tiene por costumbre aplicar inconsultamente algún tipo de eutanasia para «acabar con su sufrimiento». Esto no está permitido pero suele pasar inadvertido porque lo hace con mucho cuidado y porque los pacientes ya están, digamos, con un pie y medio afuera.

La llegada de Gabriel (Ignacio Rogers) lo descoloca. Es un enfermero joven que trata de congraciarse con él y con el resto de sus compañeros (en el elenco están también Lorena Vega, Julia Martínez Rubio, Germán de Silva y Arturo Bonín, entre otros) de una manera que a él le resulta sospechosa. Es simpático y amable, pero un tanto extraño. Y toma decisiones inconsultas que a Marcos no le gustan nada. A partir de ahí comienza a espiarlo en sus actividades en la clínica. Y lo que descubre es bastante turbio, aunque exponerlo podría complicarlo a él también.


La primera mitad de LA DOSIS, que avanza más que nada desde la intriga, el misterio y la incomodidad, es la mejor de la película. Las sospechas, la incomodidad en las conversaciones y las miradas que se cruzan Marcos y Gabriel dicen mucho más que los hechos en sí. Y cuando la trama vaya más directamente a la parte, si se quiere, thriller del asunto, el film perderá un poco de fuerza, volviéndose dramáticamente más fragil y menos creíble.

Es que la película –que toma como inspiración un caso con algunos puntos en común que tuvo lugar en Uruguay en 2012– funciona mucho mejor desde la sugestión. Buena parte de la historia transcurre dentro de la clínica y más precisamente en la UCI en la que, además de las tensiones entre los enfermeros y las disputas por algún posible ascenso, hay algunos pacientes «veteranos» que tienen sus peculiaridades y complican aún más la situación. El lugar es un tanto lúgubre (la fotografía de Gustavo Biazzi acrecienta esa sensación) y se logra transmitir un clima ominoso, oscuro, raro.

LA DOSIS presenta una inquietante premisa, incómoda si se quiere pero a la vez fascinante y que permite ser discutida en otros ámbitos. Su costado más ligado al thriller acaso no llegue a estar a la altura de lo que la primera mitad promete pero eso, si bien limita un poco la experiencia en sí, no invalida la propuesta. El de Kraut es un interesante ejercicio de hacer un film de género que a la vez pueda ser visto como un drama médico y un retrato psicológico de un hombre perturbado por estar demasiado tiempo en un lugar donde la vida y la muerte se dirimen todos los días. Un lugar donde no debe ser fácil mantener la sanidad mental.


La película se exhibirá el jueves 22 de octubre a las 22 en Cine.Ar TV y estará disponible online a partir del 23 de en Cine.Ar Play. Se repetirá por Cine.Ar TV el sábado 24 a las 22.