Estrenos online: crítica de «The Deeper You Dig», de Toby Poser y John Adams

Estrenos online: crítica de «The Deeper You Dig», de Toby Poser y John Adams

por - cine, Críticas, Online, Streaming
13 Dic, 2020 10:20 | 1 comentario

Dirigida, producida, escrita, fotografiada, editada, musicalizada y protagonizada por los tres miembros de una familia (padres e hija), esta ultra-independiente película de terror es una de las inesperadas sorpresas de este raro 2020.

Uno no imagina que en Estados Unidos sea posible que tres personas solas –menos aún, una familia– hagan una película por su cuenta. Con «solas» me refiero a, literalmente, solas. Los créditos de THE DEEPER YOU DIG sorprenderían a algunos realizadores –como Raúl Perrone o Gonzalo Castro– que hacen de su independencia una bandera. Presentada en los créditos como una película de «The Adams Family» (solo una d los separa de los Addams más famosos), este film de terror, suspenso y, obviamente, bajísimo presupuesto tiene a John Adams como su director, guionista, editor, músico y camarógrafo. Su esposa, Toby Poser, es la codirectora, coguionista, productora y camarógrafo. Y la hija de ambos, Zelda Adams, hizo también cámara y fotografía. Esto no es todo, amigos: los tres son además los protagonistas casi excluyentes de la película.

Más allá de algún aporte en los efectos especiales y en maquillaje –y un cameo de la abuela y algún otro–, THE DEEPER YOU DIG es un hallazgo de esos que raramente se encuentran hoy y que, seguramente, las circunstancias de distribución actual le dieron una posibilidad mayor de difusión que la típica. Lo más destacable del film no es su carácter de casi home movie sino que con eso lograron hacer una película que se defiende muy bien sola. Y si bien aquí y allá se le ven las limitaciones, casi nunca se convierten en un problema. Es una película que se defiende perfectamente bien (actuaciones, guión, puesta en escena y hasta los mismísimos efectos) frente a otras muchísimo más grandes.

John Adams encarna a un tal Jack, un hombre con aire de tipo rudo, cara de pocos amigos y muy bebedor que se ha mudado a una casa algo abandonada que está refaccionando. En el pueblo viven Frankie (Zelda Adams), una adolescente muy cool, con su madre (Toby Poser), con la que la chica parece tener una muy buena relación. Jack sale borracho de un bar y volviendo a su casa, en un camino nevado (la historia transcurre en un invierno brutal que la cámara de los Adams captura con un abrumador realismo digital) choca de lleno con Frankie, matándola. El hombre decide guardar el secreto, hacer desastres con el cuerpo y enterrarla. Pero pronto la madre estará buscándola, desesperadamente. Y sabe que Jack tiene todas las fichas de ser el responsable.


La historia, que allí recién se inicia, sería más bien un thriller policial de limitarse a eso. Pero de a poco empiezan a pasar cosas cada vez más extrañas. La madre es tarotista y empieza a tener visiones acerca de lo que le pudo haber pasado a su hija. Jack, en tanto, empieza a ver a Frankie en distintos lugares de la casa, de modos cada vez más problemáticos e invasivos. Y pronto la película irá mutando de género para convertirse en una historia de terror entre estos tres personajes.

Considerando algunas de las cosas que pasan aquí supongo que los Adams harán cine para no pagar un psicólogo familiar. O bien tienen muy separados los conceptos de realidad y ficción. THE DEEPER YOU DIG no es su primera película pero sí es la primera de terror –las otras, también realizadas en familia, pertenecen a otros géneros– y sus creadores prueban ser capaces de crear imágenes potentes y shockeantes con poquísimos recursos y mucha imaginación, usando en algunos casos efectos prácticos que resultan muy efectivos.

Es cierto que en algunos momentos las limitaciones se notan –las escenas en interiores tienen una imagen que se acerca un poco al video hogareño–, pero a la vez lo que han logrado crear con los escenarios naturales es realmente sorprendente ya que terminan haciendo que sus limitaciones se conviertan en ventajas mediante un inteligente uso del fuera de campo (y/o fuera de foco) y la sensación de vacío que generan las propias locaciones. Perdidos en la nieve y sin nadie alrededor, estos tres personajes pueden ser creíbles como personas y como fantasmas en una frontera que cruza todo el tiempo la vida con la muerte y la realidad con la pesadilla. Y que seguramente es el patio de su propia casa.