Estrenos online/Festivales: crítica de «Kubrick By Kubrick», de Gregory Monro

Estrenos online/Festivales: crítica de «Kubrick By Kubrick», de Gregory Monro

Este breve documental que pasó por varios festivales durante 2020 utiliza una de las pocas entrevistas que el director de «La naranja mecánica» dio a lo largo de su vida para ofrecer su personal punto de vista sobre su propio cine.

Estrenado en varios festivales en 2020 y emitido por televisión en algunos países, KUBRICK BY KUBRICK es un documental breve (apenas un poco más de una hora de duración) que sirve más que nada como introducción al mundo del realizador de LA NARANJA MECANICA. El film cuenta con un material que lo diferencia del resto de las películas que se hicieron sobre el director: las entrevistas hechas, a lo largo de más de diez años, por el crítico de cine francés Michel Ciment, de la revista «Positif», al propio Kubrick. Como se sabe, el realizador fallecido en 1999 era una persona que raramente hablaba en público o daba notas. No era un ermitaño ni un recluso, como se ha dicho muchas veces, pero sí alguien que prefería no explicar sus películas a periodistas o críticos sino dejar que ellas hablen por sí mismas.

Es eso, entonces, lo que distingue a este film de otros análisis (tanto literarios como audiovisuales) de la obra de Kubrick. Si bien apenas se escuchan unos minutos de lo que deben ser incontables casetes grabados a lo largo de esos años –la película incluye además varias entrevistas de archivo a colaboradores, actores que trabajaron con él y hasta al propio Ciment–, KUBRICK BY KUBRICK es fiel a su título ya que brinda la oportunidad de escuchar al director hablando sobre su obra, algo que hasta ahora solo podía leerse en el libro que el propio Ciment escribió en base a estas conversaciones y en muy pocos lugares más.

Visualmente, la película apoya el testimonio en audio del director de LOLITA con imágenes de la mayoría de sus películas, más una recreación de uno de los escenarios icónicos de 2001: ODISEA DEL ESPACIO que funciona como una suerte de set un tanto barroco para ir pasando de una película a otra, agregando allí algunos «íconos» de su filmografía. Quizás el principal problema de KUBRICK BY KUBRICK sea su estilo «salpicadito» que lleva al film a ir pasando de una película a otra sin mucho orden ni cronológico ni temático. Son breves apuntes sobre cada uno de ellos (no de todos, ya que casi no se habla de LOLITA, CASTA DE MALDITOS o MARCADO PARA MORIR) que ocupan apenas unos minutos y se pasa al siguiente de manera un tanto caprichosa.


Quizás lo más revelador que el documental tiene para ofrecer a las personas ya iniciadas en el mundo Kubrick sea confirmar que el director coincidía bastante con la idea de que sus películas tratan sobre el conflicto entre la fachada civilizada de las personas y un más brutal mundo interior, algo aplicable según él a toda la sociedad. El tema, que se ve reflejado en casi todas ellas, tiene especial peso en las películas más largamente analizadas aquí, como son LA NARANJA MECANICA, BARRY LYNDON, EL RESPLANDOR y NACIDO PARA MATAR.

Kubrick no niega el carácter obsesivo y detallista que le adjudican todos sus colaboradores (aquí hablan Jack Nicholson, Tom Cruise, Malcolm McDowell, Nicole Kidman, Marisa Berenson y, sobre este tema, especialmente relevante es lo que dice Sterling Hayden) y se cuentan anécdotas intensas de sus rodajes. Si bien es un tema bastante conocido, aquí al menos se escucha al director explicar algunos de los motivos que lo llevaban a repetir tantas veces una misma toma o hacer lo mismo con las orquestas que grababan la música de sus películas. Y a la vez él habla de momentos en los que se prestaba a la improvisación de su elenco, algo que pasó mucho con Peter Sellers en DR. STRANGELOVE.

Hay algunos comentarios del propio Kubrick –que son, digamos, un tanto creídos de su propia importancia– que seguramente servirán como «evidencia» para los detractores del cineasta que lo tildan precisamente de eso. Es cierto que el director creía que su cine debía ser más relevante que «el entretenimiento menor» que se consume semanalmente pero no es el único cineasta que, en algún momento de su carrera, se volvió consciente de su propio lugar en el universo cinematográfico. La película, si se quiere, logra dar sólidas evidencias de sus pretensiones. Están ahí, en algunas de las impresionantes imágenes que poblaron muchas de sus inolvidables películas.