Estrenos online: crítica de «The Day Sports Stood Still», de Antoine Fuqua (HBO)

Estrenos online: crítica de «The Day Sports Stood Still», de Antoine Fuqua (HBO)

Este documental arranca contando el impacto del 11 de marzo de 2020 cuando los deportes se detuvieron casi en cadena al declararse la pandemia y luego analiza cómo fue el progresivo regreso a los estadios, centrándose fundamentalmente en la NBA. Estrena el miércoles 24 a las 22 por HBO.


Una de las tantas noticias que shockearon al mundo el 11 de marzo, cuando la OMS declaró la pandemia, fue la inmediata cancelación de la temporada de varios deportes, entre ellos la de la NBA. De algún modo, más allá de la declaración del organismo sanitario o de los casos individuales que se daban a conocer en esas horas (como el de Tom Hanks) fue esa la comprobación de que esto iba en serio, que era grande y que afectaba a instituciones que no tomarían este tipo de medidas ligeramente. Ese es, para el realizador de DIA DE ENTRENAMIENTO, el punto de partida de este documental. EL DIA EN EL QUE EL DEPORTE SE DETUVO.

El film se ocupa fundamentalmente de los deportes en los Estados Unidos. Salvo por la referencia a la cancelación de los Juegos Olímpicos y una mínima mención a la suspensión de las ligas futbolísticas en Europa, el eje aquí pasa por la NBA, la NFL, el MLB, la NHL y algunas figuras específicas del tenis o del basquet femenino. De todos ellos, Fuqua centra casi toda su atención en la NBA y en algunas de sus estrellas, más que nada Chris Paul, Donovan Mitchell y otros jugadores menos conocidos.

Después del shockeante inicio en el que, literalmente, partidos se cancelaron con los jugadores ya en la cancha, el documental va mostrando algo que vimos ya varias veces: las cuarentenas, los entrenamientos caseros, los videos personales contando y mostrando actividades familiares, etcétera, etcétera, haciendo hincapié en algunos fuertes dramas individuales respecto al covid. Un segundo punto de atención estará dado en ver cómo se fue armando el concepto de la «burbuja» en la que los jugadores de la NBA jugaron y vivieron la temporada pasada, con sus detalles y rigurosos controles.


Promediando el film la película cambia por completo de eje con el asesinato de George Floyd y lo que eso provocó en los deportistas, que llevaron a los estadios el movimiento #BlackLivesMatter y trataron de darle visibilidad a la brutalidad del racismo en ese país. Y de ahí en adelante el concepto que le da título a la película desaparecerá casi por completo y Fuqua seguirá mostrando las diversas maneras en las que los deportes –de vuelta, con el eje siempre en la NBA– le hicieron frente a los distintos episodios racistas que siguieron sucediendo con el correr de los meses, hasta llegando a cancelar una serie de partidos.

THE DAY THE SPORTS STOOD STILL tiene historias, anécdotas y situaciones muy valiosas, y hace de Chris Paul el eje narrativo de lo que allí se cuenta (el jugador, ahora en los Phoenix Suns, es productor del film y presidente de la asociación de jugadores de la NBA), pero no logra ir mucho más lejos de lo que todos los que seguimos más o menos el tema ya sabemos. Permite, sí, tomar conciencia del impacto y de las difíciles decisiones que debieron tomarse a lo largo de 2020 primero por la pandemia y luego por los hechos de violencia racial, pero no va mucho más lejos que eso, salvo para contar algunas historias personales.

Para un film tan crítico como el establishment político del país en relación al caso Floyd y posteriores, llama la atención que nunca se mencione el nombre de Donald Trump, acaso para no alienar a buena parte del potencial público del documental. Y que tampoco se meta en los problemas entre jugadores y dirigentes en la NBA y en otros deportes Es una pena, pero es lo que suele suceder en documentales más o menos oficiales, como es éste .

Además de los citados, otros deportistas que cuentan sus historias aquí son Danilo Gallinari y Karl-Anthony Towns, de la NBA; el dueño de equipo Mark Cuban; el comisario de la NBA Adam Silver; la directora ejecutiva de la asociación de jugadores Michele Roberts; Mookie Betts, de MLB; Ryan Reaves, de NHL; Laurent Duvernay-Tardif, de NFL; Natasha Cloud, de WNBA; Michelle Wie West, de LPGA, y algunos otros. Sus testimonios son valiosos, pero la película no logra ir mucho más lejos de lo que ya conocemos.