Estrenos online: crítica de «Censor», de Prano Bailey-Bond

Estrenos online: crítica de «Censor», de Prano Bailey-Bond

por - cine, Críticas, Estrenos, Online, Streaming
18 Jun, 2021 11:39 | comentarios

Este relato de terror psicológico cuenta la historia de una mujer que se dedica a la censura en la Gran Bretaña de los años ’80 y la misteriosa película con la que se cruza en su trabajo.


Estrenada mundialmente en el Festival de Sundance –y programada luego en la Berlinale fuera de competencia–, esta película que combina thriller, drama y terror tiene una muy promisoria primera mitad pero no termina por cerrar del todo coherente en lo cinematográfico las inquietantes ideas planteadas en el principio. Es la historia de una mujer que trabaja en la censura británica a comienzos de los años ’80, época en la que surgían los videoclubes, el cine de terror tenía un momento de gran popularidad y la prensa inglesa había empezado a asustar al público diciendo que el crecimiento en los crímenes en el país tenía que ver con el éxito de esas películas.

Enid (Niahm Algar) es una obsesiva censora que quiere cortar más de lo que le piden pero un día un hombre comete un asesinato real que parece inspirado en una escena de una película que ella vio pero no censuró. Y el mundo parece abrirse bajo sus pies. Enid vivió en la infancia una traumática situación con una hermana que desapareció en un bosque y a la que jamás se volvió a ver y, en su siguiente película para «censurar», cree ver esa misma situación filmada, dramatizada. Y se convence que el director de esa película sabe sobre lo que ese pasado y quizás hasta conoce el paradero de su hermana o tiene algo que ver con lo que le pasó.

El planteo de la experiencia personal y el clima social en CENSOR no solo es realmente muy bueno en términos temáticos sino que logra transportar de manera muy creíble al espectador a la época y a la angustiante situación que vive Enid. El problema que, a la hora de intentar resolver el asunto, el realizador intenta ya jugar en un territorio más cercano al del terror clásico y allí pierde un poco el rumbo, ya que su confusa mezcla de realidad, ficción y trauma (la película va y viene entre esos «registros», marcando diferencias con el formato de pantalla y el tipo de imagen) nunca termina de funcionar del todo bien. Una excelente idea para una película que, finalmente, es apenas aceptable.