Estrenos online: crítica de “Paternidad”, de Paul Weitz (Netflix)

Estrenos online: crítica de “Paternidad”, de Paul Weitz (Netflix)

Una película ideal para el Día del Padre, lo nuevo del director de “Un gran chico” se centra en un hombre (Kevin Hart) que enviuda y debe ocuparse por sí solo de su bebé.


Película claramente pensada para festejos como el del Día del Padre, PATERNIDAD funciona como una tradicional comedia dramática en la que un hombre queda súbitamente viudo y debe arreglarse solo para criar a una niña. Es, también, un intento de parte de Kevin Hart –un comediante acaso no tan conocido en América Latina pero muy popular en Estados Unidos, caracterizado por un estilo cómico más bien salvaje y abrasivo– de mover su carrera hacia zonas quizás más desafiantes en lo actoral, un tipo de recorrido que ya es tradicional en muchas estrellas de stand up y similares.

El actor de JUMANJI interpreta aquí a Matt. Y de entrada sabemos que algo grave sucedió en su vida ya que el director Paul Weitz (UN GRAN CHICO, película con la que esta tiene varios puntos en común) va y viene de un velorio a la previa de un parto. En un tono un tanto raro ya que juega con algunas situaciones de comedia dentro de un evento claramente trágico, pronto descubrimos que el funeral es el de su esposa, quien murió en el hospital, poco después de dar a luz a Maddy. Si el espectador logra superar esta parte –manejada con poca sutileza– lo demás será mucho más accesible, liviano y sencillo, más aún de lo esperado.

PATERNIDAD se centrará en los esfuerzos de Matt para lidiar con el cuidado de la niña, el duelo por la muerte de su esposa, las exigencias del trabajo (es ingeniero en una empresa de Boston), sus amigos poco eficientes para ayudarlo y, además, con su madre y su suegra que creen que no está capacitado para lidiar con todo eso y acaso estén en lo cierto. Es así que Matt deberá decidir entre seguir en Boston o volver a su Minessota natal y aprender, a los golpes, cómo ocuparse de un bebé recién nacido cuando desconoce todo sobre el asunto.


La película tendrá un llamativo salto temporal antes de llegar a la hora, salteándose años en la vida de ambos y retomando su relación cuando Maddy ya empieza el colegio, con toda una nueva serie de problemas, tanto en esa institución (la chica va a un estricto colegio de monjas y ni ella ni su padre son muy de seguir reglas) como en los complicados y culposos intentos de Matt de empezar una nueva relación romántica.

Acaso lo más llamativo del film sea la decisión de adaptar el libro –escrito por Matthew Longelin y basado en su propia experiencia– a un protagonista y familias afroamericanas, cuando originalmente lo iba a protagonizar Channing Tatum. Pero más allá de algún ajuste seguramente específico, PATERNIDAD no se aleja de las fórmulas tradicionales de este tipo de películas que celebran los esfuerzos de un hombre que saca fuerzas de dónde no parece tener para educar a su pequeña niña.

Con un muy buen elenco que incluye a Alfre Woodard, Paul Reiser, Frankie R. Faison (THE WIRE), Anthony Carrigan (BARRY) y Lil Rel Howery (HUYE!), entre otros, PATERNIDAD es una película hoy un tanto fuera de tono con la época pero que también pone de manifiesto aquello que se da por llamar «nuevas masculinidades» ya que para Matt, que creció con un padre ausente, la experiencia de tener que dedicarse a tiempo casi completo al cuidado de una niña pequeña cambia radicalmente su visión del mundo. Nada nuevo en términos cinematográficos ni tampoco, sinceramente, en términos de actualización de géneros y roles, pero es un film que igualmente logra generar sus momentos emotivos. Y además, convengamos, la fecha ayuda.