Cannes 2021: crítica de «Les héroïques», de Maxime Roy (Special Screenings)

Cannes 2021: crítica de «Les héroïques», de Maxime Roy (Special Screenings)

por - cine, Críticas, Festivales
12 Jul, 2021 06:28 | Sin comentarios

Este drama francés se centra en un hombre de 53 años, adicto en recuperación, y los problemas que tiene con su vida y su complicada familia. Con François Creton, Ariane Ascaride, Clotilde Courau y Richard Bohringer.


Michel es un tipo de 53 años que no logra recuperarse del todo tras haber dejado las drogas y el alcohol. Adicto durante mucho tiempo, es un manojo de nervios cuando cuenta su historia en la reunión de personas en similar situación a la que concurre. Con el pelo desmarañado, flaquísimo (pesa menos de 50 kilos) y lleno de tatuajes, Michel –que tiene look de ex músico de rock pasando un mal momento hace ya mucho tiempo– no parece muy bien encaminado para recuperarse. Dos problemas lo acucian: tiene un hijo mayor de edad, Léo, con el que tiene una complicada relación y, además, un bebé de su última pareja al que le resulta casi imposible cuidar en los días en los que le corresponde hacerlo. Todo parece indicar que no hay muchas posibilidades de que las cosas mejoren. Más bien, todo lo contrario…

En este drama que se presenta de corte naturalista pese a tener un elenco de reconocidos actores franceses, Michel está interpretado por François Creton, actor en cuya vida –según se lee en los comunicados de prensa del film– se inspira la historia. Michel no tiene preparación alguna y le cuesta conseguir trabajo aún haciendo lo que sabe. «Sin diploma, difícil», le dicen en la oficina de desempleo. Su casa se cae a pedazos, suele tener poco y nada para comer y se pelea con su hijo adolescente todo el tipo. Su hijo Léo (encarnado por Roméo Créton, hijo en la vida real de François), que tiene una banda de de amigos con los que hace hip-hop, es lo más parecido a una persona responsable que hay en ese lugar.

Los problemas de Michel se extienden también con su ex pareja (Clotilde Courau), con su padre (el veterano Richard Bohringer) y la pareja de éste (Ariane Ascaride), especialmente cuando su progenitor –con el que tiene una pésima relación– se enferma gravemente. De todos modos, Roy va mezclando el evidente drama que rodea a los personajes con algunas situaciones más amables y casi costumbristas de la vida de esta familia «desamblada», tratando de que su película se escape de los modelos más tradicionales de drama sobre la adicción.


Y si bien eso está presente (es obvio de entrada que en algún momento Michel recaerá en alguna de sus adicciones), THE HEROICS ya desde su título deja entrever que no será del todo una historia oscura y desesperanzada. Y si bien esa línea narrativa es beneficiosa para que la película no se transforme en un catálogo degradante de desgracias, por momentos se siente un poco impuesta desde afuera, buscando más que nada transformarse en un «crowdpleaser» con toques de autoayuda que otra cosa. Y eso le hace perder una fuerza mayor que la película podría haber tenido de haberse ajustado de modo más realista a las circunstancias que viven los personajes.

Presentada fuera de concurso como proyección especial de la sección oficial de Cannes, LES HEROIQUES es una aceptable opera prima que permite conocer a un promisorio realizador con varios cortos premiados, entre ellos BEAUTIFUL LOSERS, que podría considerarse una precuela de este largo, con los mismos actores, personajes e historia. Es una pena que esa verdad y credibilidad que la película parecía exponer en su primera hora se vaya desdibujando un poco en su tercer acto. En la dualidad entre la verdad y la «accesibilidad», parece haber triunfado la última opción.