Estrenos: crítica de «Aftersun», de Charlotte Wells

Estrenos: crítica de «Aftersun», de Charlotte Wells

por - cine, Críticas, Estrenos
17 Nov, 2022 05:47 | Sin comentarios

Un padre divorciado se va de vacaciones a un resort de Turquía con su hija de once años. A partir de sus experiencias allí, la relación entre ambos va cambiando. Con Paul Mescal y Frank Corio. Estreno en cines y, próximamente, en MUBI.

Muchos hijos o hijas de padres separados conocen la experiencia. Y lo mismo puede pasar con padres separados con sus hijos. AFTERSUN narra una de esas vacaciones que se tienen en circunstancias como esa. Sophie (Frankie Corio) es una niña de once años que se va de vacaciones con su padre (Paul Mescal, el actor de NORMAL PEOPLE y una de las estrellas en ascenso de estos años) a un resort en Turquía. Va quedando claro no solo que no viven juntos sino que tampoco se ven seguido: ella vive con su madre en Escocia y él se ha mudado a Inglaterra. Se llevan bien y hay un sincero cariño entre ambos, pero a la vez es claro que no se conocen demasiado.

Durante la mitad o acaso más de la historia, lo que AFTERSUN mostrará serán escenas clásicas de unas vacaciones en un resort convencional en un lugar exótico. Por más que están en Turquía, todos allí adentro hablan inglés y raramente se los ve fuera del lugar. En el hotel hay otros chicos, pero o son muy grandes o muy pequeños, por lo que Sophie pasa gran parte del tiempo con su padre. A él, en tanto, se lo ve cumplir con su tarea con cariño pero a la vez cierta distancia. Pequeños indicios van dando a entender que el hombre no la está pasando bien. No solo ahí, sino en general.

La película transcurre en los años ’90 y está narrada a través de un flashback del presente en el que se ve a Sophie ya adulta mirando videos en MiniDV que grabaron entonces con su padre. Son esos videos los que se «transforman» en el relato principal de la película. Allí irá apareciendo una suerte de coming of age de esta chica que va viendo lo que hacen algunos adolescentes mayores que ella y trata de imitarlos. Algo similar pasa con otros chicos de su edad, torpes en su manera de relacionarse con ella.


Pero dentro de una trama que no tiene grandes shocks ni eventos narrativos fuertes, el principal misterio empieza a ser el padre, que de a poco se va volviendo más tenso, nervioso, ansioso e inquieto. AFTERSUN lidiará de manera sutil, quizás con un ritmo un poco moroso y un tono excesivamente discreto pero siempre muy inteligente, con la mirada de esa niña que parece empezar a descubrir que su padre es una persona con problemas e inconvenientes y no solo un «padre».

La escocesa Wells –en su opera prima– preferirá no dar demasiados detalles de lo que le pasa ni de su vida posterior, pero esa pérdida de la inocencia de Sophie, finalmente, tendrá menos que ver con aprender a dar un beso o a animarse a tomar una bebida alcohólica sino con descubrir las fragilidades y angustias de ese hombre que hace lo imposible por no dejar en evidencia su tormento interior.