La película del realizador de «Mediterránea» retoma a algunos personajes de aquel filme para contar, de un modo cercano al documental, las desventuras de Pío, un adolescente de una familia romaní en Calabria que intenta seguir los pasos en el mundo del delito, de sus mayores, metiéndose en problemas.