Premiada con el Oso de Oro en la Berlinale 2022, la segunda película de la realizadora de «Verano 1993» se centra en una familia de agricultores catalanes cuya forma de vida se ve amenazada.