Esta comedia dramática, con clara influencia del cine de Aki Kaurismaki, se centra en varios refugiados de distintos países del Tercer Mundo que esperan, en una desolada isla escocesa, ser admitidos en Gran Bretaña.