Esta película finlandesa se centra en un hombre que pierde a su esposa y, tras una larga depresión, parece volver a conectarse con el mundo a partir de ejercitar el sadomasoquismo. Un curioso e intenso drama, con toques cómicos, centrado en las distintas formas y funciones del dolor.