Un hombre se mete en un avión cargando un virus mortal y con intenciones criminales en este thriller de acción coreano pasado de rosca –y de duración– sobre un tema un poco cercano y doloroso para ser usado como entretenimiento.