El legendario director polaco hace su versión contemporánea de «Al azar, Baltasar» al contar las experiencias de un burro que pasa de dueño en dueño.