En esta película argentina, supuestamente armada en base a grabaciones encontradas en una cámara, se cuenta la curiosa y particular historia de un tal Charles, que vive en Montpellier, su mujer, sus perros y su paso por la militancia revolucionaria en Camerún.