Esta secuela directa del exitoso film de la realizadora británica de 2019 sigue la historia de Julie mientras trata de lidiar con el duelo de la muerte de su pareja y hacer una película al respecto, aún cuando no parece estar del todo lista para poder llevarla adelante.