Un espectador, frustrado con una obra de teatro que está viendo, se levanta de su silla y empieza una serie de reclamos que se vuelven cada vez más tensos y bizarros en esta comedia del director de «Increíble pero real».